• Caracas (Venezuela)

Oscar Hernández Bernalette

Al instante

Renunció y lloró

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Su carta fue extremadamente escueta. Solo decía: “Por medio de la presente renuncio como presidente de Estados Unidos”. Era el primero que dimitía en la historia de ese país. Había ganado un segundo periodo de una manera aplastante. Era un hombre de una gran popularidad y se llamó Richard Nixon.

No fueron pocas las políticas exitosas que implementó y que hoy se han reconocido en su justa dimensión: finalizó con la intervención estadounidense en Vietnam, logró regresar a muchos prisioneros de guerra y eliminó el servicio militar obligatorio. Estableció relaciones diplomáticas con China e inició con su secretario de Estado Henry Kissinger la détente entre Estados Unidos y la Unión Soviética, impulsando el Tratado sobre Misiles Antibalísticos. En política interna impuso controles sobre los sueldos y precios durante un buen periodo, aplicó la desegregación de las escuelas sureñas y creó la Agencia de Protección Ambiental.

Sin embargo, 1973 fue duro para su gobierno. La crisis del petróleo, el racionamiento de la gasolina, y continuas revelaciones públicas sobre el escándalo Watergate, robo de documentos que tuvo lugar en la sede del Comité Nacional del Partido Demócrata, y abuso de poder de distintas instancias de su administración, lo sumieron políticamente. La crisis económica también lo arrinconó. Perdió apoyo y se vio obligado a renunciar. Les habló a sus conciudadanos y les dijo que el interés de la nación tenía que estar por encima del suyo. Que toda vez que había perdido la confianza del Congreso no debía mantener al país en agonía y esperaba que su renuncia contribuyera a sanar las heridas que había causado.

Se despidió de su staff. Recibió la más larga ovación para un presidente que abandonaba la Casa Blanca. Afirmó que a pesar de sus errores se sentía orgulloso de saber que sus colaboradores dejarían el gobierno sin un centavo más de los que tenían cuando llegaron a la administración. Les dio las gracias y lloró.