• Caracas (Venezuela)

Oscar Hernández Bernalette

Al instante

Después del 6-D ¿qué?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Insólito que lo que debería ser un hecho normal, como lo es la fecha de unas elecciones parlamentarias, se convierta en un tema trascendente. En  democracia ejercer el voto debe ser lo natural y no lo espectacular. Ya tenemos fecha para una nueva jornada y será el 6 de diciembre. Después del 6-D el país seguirá con muchos problemas, pero tendrá un nuevo rostro. Estará en paz y a la espera de que los nuevos diputados asuman sus curules y una nueva directiva presida el Parlamento. El presidente será un demócrata y ojalá que los derrotados también tengan su debida representación en una vicepresidencia como debe ser el órgano que representa al país en su conjunto.

La nueva correlación de fuerzas generara la búsqueda de consensos y que el país se avoque a la paz social, a superar los graves problemas de la nación y a que los poderes del Estado trabajen en el marco de la Constitución para todo el país y no para una parcialidad política. Serán tiempos para una visión constructiva y no vengativa. Serán tiempos para la rectificación del gobierno y para la inclusión, serán tiempos para que los poderes públicos se quiten el lastre de la parcialidad política y ejerzan sus funciones como las leyes lo establecen. Serán los tiempos para quitarles a las Fuerzas Armadas el papel para el cual no fueron creadas, y será una gran oportunidad para que la nación se avoque a reclamar una verdadera lucha contra la impunidad y la corrupción.

Lo que no serán esos días es de confrontación entre pueblo. De irrespeto a la decisión soberana de los ciudadanos. Es un hecho también insólito que un presidente haya amenazado a la nación con salir a la calle en el supuesto de que perdieran las elecciones. En un país con instituciones independientes le hubiese costado el cargo.

Señor Maduro, por los múltiples errores que han cometido durante estos años van a perder las parlamentarias. La buena noticia es que el más beneficiado será usted, que necesita para su supervivencia un Poder Legislativo en pleno ejercicio democrático y no arrodillado a los intereses del Ejecutivo.