• Caracas (Venezuela)

Oscar Hernández Bernalette

Al instante

Carlos Ocariz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Este alcalde opositor lleva dos periodos gobernando. Un militante del PSUV aspira a remplazarlo. Ya inició su precampaña. Hasta época reciente era un antichavista feroz. La tendrá difícil. La gestión actual, aunque con deficiencias, ha sido positiva. Quiero recordarle a Ocariz resumidamente nuestro decálogo para alcaldes y lo que los ciudadanos esperan de quienes gobiernan sus municipios:
1. Gobierne para todos los ciudadanos. Que su comunidad sienta que usted es alcalde de todos. Recuerde que gobernar para y con los amigos es una pésima conseja. Sea ante todo honesto. Maneje los recursos de la alcaldía con  austeridad y apegado a la normativa vigente.

2. Concéntrese en las zonas más necesitadas de su comunidad sin descuidar las que estén en mejores condiciones.

3. Luche contra la basura. Desarrolle un buen método de recolección.

4. Haga cumplir las ordenanzas de civilidad en su comunidad. En todas nuestras ciudades hay normas muy claras en esa materia.

5. Mantenga los cuerpos de seguridad bien entrenados y en permanente capacitación. Mejore sus salarios y condiciones de vida. Evalúelos y siempre tenga una jornada de comportamiento ético para estos servidores públicos.

6. Acuerde con los empresarios que se responsabilicen de mejorar las zonas verdes y recreacionales de sus aéreas vecinas, y mantener parques e infraestructuras educativas.

7. Trabaje  con los consejos comunales y las asociaciones de vecinos. Haga respetar las normas sobre expendio de licor.
8. Tape los huecos de las calles. Cree sistemas de información, procesamiento y solución del deterioro de las calles y aceras.

9. Busque especialistas en materia urbana, ambientalistas, ingenieros y arquitectos reconocidos en su comunidad. No improvise programas o proyectos que no han sido debidamente evaluados.
10. No caiga en la trampa de gastar en publicidad sobre su gestión. Eso es contraproducente comunicacionalmente. Usted trabaja porque es su obligación, para eso le pagan. Si tiene recursos para comunicación inviértalos en destacar los valores de su comunidad, no los suyos.