• Caracas (Venezuela)

Orlando Suárez

Al instante

La tormenta Iván

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Coletazos. Trabajar para la competencia (el novel concurso Nuestra Belleza Venezuela) fue el argumento dado al fotógrafo Iván Dumont para prescindir de sus servicios en la Organización Miss Venezuela. Como era previsible, la salpicadura llegó a otros talentos de Venevisión que tenían sus “tigres” cuadrados. Jesús De Alva canceló su participación como animador en el Miss Turismo Bolívar, mientras Mariela Celis y Erik “el Pollo” Simonato debieron marcar distancia con el nuevo certamen. Los tres tuvieron que devolver el 50% de los honorarios que les habían depositado para reservar las fechas de los referidos eventos. Lo llamativo del caso es la bulla que se ha generado con un concurso que apenas se acerca a su primera edición y que difícilmente puede restarle brillo a otro con 63 años de trayectoria. A todas luces, el escándalo ha servido para despertar el interés por Nuestra Belleza Venezuela.

Debut. Al margen de la controversia, Guillermo Felizola se estrenó esta semana como fotógrafo oficial de la Organización Miss Venezuela. Martes y miércoles se instaló en el estudio 2 de Venevisión para realizar las imágenes de las 24 candidatas que serán distribuidas a los medios de comunicación. La propuesta del artista es muy minimalista: foco en las chicas contra fondo blanco.

Osmel de gala. Después del trajín de anoche en la presentación a la prensa, en la que fue el principal protagonista, Osmel Sousa reposará un poco en La gala interactiva. Su participación en la actividad que el 12 de septiembre conducirán Mariela Celis y Juan Carlos García será como el año pasado: a través de un video. Esta vez no llegará a la Luna, aunque Erik “el Pollo” Simonato trabaja una idea que produzca igual impacto en la audiencia y que esté a tono con las condiciones físicas del Zar de la Belleza, quien viene de superar una laberintitis.

Nueva imagen. Desde el pasado lunes, Claudia Suárez se convirtió en ancla de la sección de espectáculos del noticiero estelar de Globovisión. Miss Mérida 2006 y semifinalista en el concurso Miss Mundo 2007 había fijado residencia en Miami, donde vivió durante año y medio. Sin embargo, en 2014 regresó al país por la trágica muerte de su novio, Omar Antonio Camero Oropeza, el hijo mayor de Miss Venezuela 1982, Ana Teresa Oropeza. En ese momento decidió quedarse (aquí permanece su padre, aunque su madre y su hermana están en Buenos Aires) y volver a tocar puertas. Se las abrieron en el canal de la Alta Florida.