• Caracas (Venezuela)

Orlando Suárez

Al instante

Mujer contra mujer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos caras. Como la pólvora se extendió el jueves la noticia de que la cantante Karen Martell espera la llegada de gemelos. Los ribetes que enmarcaron la buena nueva se relacionan con el hecho de que su pareja es otra mujer: Brenda Rovero. Las damas se encuentran unidas en matrimonio, gracias a la entrada en vigencia de la Ley de Matrimonio Igualitario en Florida, donde acudieron ante el juez para dar el sí, después de un vínculo sentimental de tres años que les permitió determinar que estaban preparadas para dar el siguiente paso. Juntas formaron hogar en Panamá. Hoy anuncian que el proceso de fertilización in vitro practicado en abril ha resultado positivo y a finales de este año nacerán los pequeños. Todo sucede con absoluta normalidad más allá de las fronteras patrias, mientras aquí es recurrente la utilización de las preferencias sexuales con el propósito de descalificar y la discusión de los derechos civiles de la comunidad LGBT ocupa espacio marginal en la agenda, al tiempo que los derechos humanos son pisoteados con una frecuencia aterradora frente a la mirada impávida de quienes debieran garantizarlos. La madurez y el desarrollo de una sociedad se miden con muchas varas.

Más allá. Tras su partida a Miami, donde ha hecho lo suyo en las alfombras rojas de TNT y en segmentos de El gordo y la flaca, la Miss Internacional 2006, Daniela Di Giacomo, le está sacando el jugo al uso de sus redes sociales y piensa invertir energía en el proyecto denominado Blonde Shake (algo así como Malteada Rubia), que sería su propio canal de Youtube para mostrar tips de moda, opinión, consejos, videos de comedia y de la cotidianidad femenina. Será realizado por la productora creativa Jessica Rutenberg, otra venezolana que viene de trabajar en el canal por suscripción Hola TV. Ya empezaron a circular videos cortos, pero el lanzamiento formal será en agosto.  

Buena suerte. Con el viento a favor marcha el romance entre los jóvenes actores Daniel Terán y Dulce Vallenilla. La pareja se conoció durante las grabaciones de la telenovela Vivir para amar, del escritor César Sierra, cuando surgió la chispa que cambió el estatus de la relación: de compañeros de trabajo pasaron a ser novios. El apellido de Dulce suena familiar y es que, efectivamente, es hija del presidente de TVES, Winston Vallenilla. Coincidencia o no, Terán entró a formar parte de la nómina de la televisora y hace algunas semanas debutó como animador en el programa TVES en la mañana