• Caracas (Venezuela)

Orlando Luis Pardo Lazo

Al instante

Orlando Luis Pardo Lazo

Alí Obamá y los 40 ladrones

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mentirosos. Halcones con carácter de hierro y guantes de terciopelo. Jefes de los que torturan, planean magnicidios y golpes de Estado. Expedientes tan sórdidos. Odian orgánicamente todo lo que huela a progresista. Pilares de la guerra sucia, las violaciones de los derechos humanos, los asesinatos y desapariciones que sufrieron las naciones de Centroamérica durante las décadas del 70 y el 80 del pasado siglo. Implicados con terroristas de origen cubano. Ejecutando sus papeles como cancerberos de la política anticubana. Resortes en Cuba del Plan Bush, sosteniendo frecuentes contactos con sus mercenarios, orientándolos, abasteciéndolos, exhibiéndolos ante la prensa y organizando acciones provocadoras. Capaces de comparar a las fuerzas revolucionarias y patrióticas con las fuerzas represivas del fascismo y las hordas racistas del Ku-Klux-Klan. Diplomáticos intrusos que movieron a su antojo a gobernadores golpistas en Venezuela (estrechamente relacionados con la extrema derecha demócrata cristiana, el Opus Dei, el partido Primero Justicia y la llamada Coordinadora Democrática), en una conspiración dirigida por el imperio para derrocar a Hugo Chávez Frías, y que (coincidentemente) tuvieron nexos con el golpe de Estado en Chile a Salvador Allende (grupo de funcionarios pagados por la CIA).

Eso, y mucho más, es lo que son varios de los firmantes de la reciente “Carta Abierta al Presidente Obama en apoyo a la Sociedad Civil en Cuba”.

Y no lo digo yo, por supuesto. No poseo evidencia alguna al respecto.

Así lo afirmaron en su momento los órganos oficiales del gobierno de Castro.

Pero pasó el tiempo y pasó un águila sobre el Estrecho de la Florida.

Unos y otros han de saber, supongo, qué clase de jueguitos se traen ahora entre manos.

O entre millones, si todo les sale OK.