• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Graciela Melgarejo

El valor de una simple coma

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la columna del lunes pasado, se habló de los prejuicios, que probablemente sean lo que más tenemos en común los humanos (además de la risa, que, dicen, nos diferencia de los animales). Es un tema que vale la pena seguir profundizando, y un correo electrónico de la profesora Delia Rubens está relacionado con él.

El 28-11, escribió la lectora: “La Nación y otros medios reprodujeron ayer la noticia emanada de la agencia española EFE, en la que se atribuía al presidente de Venezuela un ‘insólito lapsus’. A pesar de la antipatía que me genera Nicolás Maduro, creo que nunca cometió tal gaffe . A mi modo de ver, la agencia EFE omitió una coma”.

Rubens reproduce después la frase atribuida a Maduro: “Quiero decirles aquí, atención, comerciantes de este país, pequeños y medianos, esos comerciantes que ustedes conocen son tan víctimas del capital, de los capitalistas que especulan y roban como nosotros”.Con el agregado de la coma, sostiene la lectora, “que a mi modo de ver se omitió, el sentido cambia completamente: ‘Quiero decirles aquí, atención, comerciantes de este país, pequeños y medianos, esos comerciantes que ustedes conocen son tan víctimas del capital, de los capitalistas que especulan y roban, como nosotros’. De esa manera, lo que dijo Maduro cambia totalmente”.

Todo un acertijo, si se piensa que el párrafo “bolivariano” puede oírse, y escucharse, en YouTube. Vale la pena hacer el esfuerzo, buscar el video y prestar mucha atención a sus palabras, porque, al contrario de otras frases del presidente Maduro -ya, un personaje digno de una novela del boom latinoamericano como El otoño del patriarca Yo, el Supremo - en ésta hay una sutileza: ¿hizo la pausa correspondiente a la posible coma, o no la hizo, y entonces el corresponsal de EFE está en lo cierto?

La profesora Rubens tuvo también la duda, y en un nuevo mail, propone, justamente, una encuesta entre lectores de esta columna: “Encontré el video y la verdad es que es difícil saber si hace la pausa o no. Si la hace, es muy breve. Juzgue por usted misma. Acá va el link: http://bit.ly/1cgR3FE”.

En la nueva Ortografía de la lengua española (Espasa, 2010, página 302), la coma se define así: “La coma (,) es un signo de puntuación que delimita unidades lingüísticas inferiores al enunciado. Se escribe pegada a la palabra o al signo que la precede y separada por un espacio de la palabra o el signo que la sigue. Dada la diversidad de contextos en los que aparece y la variedad de usos que presenta, no es extraño que sea también el signo de puntuación que más dudas plantea”. El apartado dedicado a este popular signo de puntuación llega hasta la página 348, es decir, hay 46 páginas dedicadas solamente a la coma.

Ahora que los resultados del informe PISA enviaron de vuelta a la escuela a los ocho países suramericanos participantes, ahora que la Ortografía está en línea (gracias a la versión beta), ¿por qué no inventar un juego panhispánico del que podamos participar todos, y de paso refrescar lo aprendido allá lejos y hace tiempo? He ahí una idea para el Instituto Cervantes y su director, el infatigable don Víctor García de la Concha.