• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Carlos Nieto Palma

A validar las firmas

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de tantas dilaciones indebidas por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) para verificar las firmas que se habían recogido para que se active el referéndum revocatorio, finalmente, pienso que por la gran presión nacional como internacional, se le puso fecha a esta fase de validación de firmas que se iniciara la próxima semana del 20 al 24 de junio.

Es claro que el CNE ha puesto, y le sigue poniendo, todo tipo de trabas para que este referéndum no se realice, al menos en este año; es evidente la parcialidad total por parte de cuatro de las rectoras de este ente electoral, que distan mucho de la independencia política, objetividad, rectitud, acatamiento de las normas y respeto a la ciudadanía que deberían tener en el importante cargo que ejercen y lamentablemente se han convertido en militantes aguerridas del partido de gobierno PSUV y solo responden a los lineamientos que este y que el Presidente de la República les da.

Para este proceso de validación la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) presentó según cifras del CNE 1.957.779 de firmas de un total de 197.978 que debería haberse presentado y que equivale al 1% del padrón electoral de cada estado del país. Se presentaron 1.154.094 más de las firmas que eran requeridas, previniendo cualquier eventualidad que pudiera ocurrir.

De la cantidad de firmas recogidas, el CNE declaró como no validas un total de 605.727 firmas por lo que en el proceso de validación de firmas solo participaran 1.352.052 de personas, que igualmente sigue siendo una cantidad importante, son 1.154.094 firmas por encima de las solicitadas, fue casi sextuplicada la cantidad requerida.

La invalidación de muchas de las firmas recolectadas por la MUD para que el CNE activara el mecanismo revocatorio tuvo múltiples causales, muchas de ellas absurdas, inentendibles y donde evidentemente se ve la parcialidad política del ente rector electoral y su desacuerdo con que este referéndum se realice. Pienso que si después de firmar hay que ir necesariamente a decir que si eres la persona que firmó, todo este proceso de validación es innecesario porque al final igual vas a ir a ratificar lo que ya habías expresado.

Me llama la atención ver a la ministra para el Servicio Penitenciario anunciar que iba a ejercer acciones en nombre de mil privados de libertad que habían aparecido firmando, cosa absurda si tomamos en cuenta que ella no ejerce la representación legal de las y los privados de libertad, por lo tanto no puede atribuirse esta representación, y además los reclusos que están en proceso, que son el 70% de la población de nuestras cárceles, tienen el derecho al voto, pareciera que olvidó que en las últimas elecciones que se han efectuado en el país, en las cárceles se han instalado mesas de votación.

Igual de absurdo son las acciones que desde el PSUV han intentado sus representantes pidiendo anular el referéndum revocatorio ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), con unos alegatos verdaderamente absurdos, pero que no dejan de preocupar teniendo en cuenta que tenemos un TSJ completamente arrodillado a las decisiones del Presidente de la República y que funciona más como el bufete particular del régimen que un órgano encargado de administrar justicia.

Por ahora hay que organizarse para que todos los tienen sus firmas válidas, asistan a ratificarlas en todas las sedes regionales del país del CNE, entre el lunes 20 y viernes 21 de junio en el horario comprendido entre 8 de la mañana a 12 y de 1 a 4 de la tarde. Al momento de escribir estas líneas se hablaba de la apertura de 300 nuevos centros de validación de firmas así que hay que estar atentos a la ubicación de los mismos.

Estamos ante un gran compromiso los venezolanos, tenemos que cambiar por la vía democrática y constitucional el régimen que nos está gobernando y que ha llevado a Venezuela a vivir la más grave crisis en los últimos 100 años.

Los venezolanos cuya firma es válida para activar el referéndum revocatorio, tenemos la obligación moral de asistir a revalidarla, no podemos seguir bajo un régimen violador de los derechos humanos y la Constitución que ha llevado el país al desastre actual.

A prepararnos para validar nuestra firma y hacerlo en total paz, sin alteraciones al orden público que puedan ameritar la suspensión del proceso por parte del CNE. Tenemos que demostrar nuestro talante democrático y seguir nadando contra la marea para que finalmente el referéndum revocatorio lo podamos realizar este año.

 

 

cnietopalma@gmail.com

@cnietopalma