• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Guillermo Cochez

Los últimos outs del partido

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A los panameños, al igual que a los venezolanos, nos encanta el beisbol. Es nuestro deporte favorito porque nos hace vivir más emociones que cualquier otro. Por eso intentare describir la actual situación de Venezuela con el de un partido de pelota donde ya es muy tarde para que el equipo de Nicolás Maduro pueda ganarlo.

Durante los primeros 15 episodios de este extenso partido los jugadores rojos tuvieron todas las ventajas a su lado. Los árbitros estaban vendidos. Los lanzadores contrarios les permitieron batear de homerun en muchas oportunidades. Pero, a pesar de todo, se durmieron en sus laureles y por eso están perdiendo el partido, a pesar de todo lo que han tenido a su favor.

En el beisbol, como en cualquier acto de nuestras vidas, tenemos que ser humildes. Tenemos que darle gracias al Señor por todas las bendiciones que nos concede. Cuando nos burlamos de nuestros contrarios, cuando hacemos gala de lo que tenemos y no tenemos es cuando más mal nos va. Aún disponiendo del mejor elenco de lanzadores, si estos no están en condiciones y no practican para nada servirá.

El juego se terminó para Nicolás Maduro y su grupo. Tuvieron todas las oportunidades para ganar pero las desperdiciaron. Cuando había alguien con capacidad para derrotarlos simplemente lo sacaban de la Asamblea o lo encarcelaban. Creyeron que siendo rudos e implacables podrían dominar a un país con tanta tradición democrática como Venezuela.

Aunque como Yogi Berra pienso que “the game is not over until is over” al igual que todos los que miramos Venezuela sabemos que no hay vuelta atrás. Ocurrió cuando cayó el último de los Somoza en Nicaragua. Habrá alguno, como quizás pretenderá hacer Diosdado Cabello, que piense que se podría hacer del poder luego de que se vaya Maduro. El primer bateador que se le enfrente le dará tremendo palo que la sacara del estadio. Simplemente está tan o más gastado como todos los demás.

Sólo espero que este desenlace final, tan esperado hasta por los mismos chavistas, no sea traumático para los venezolanos, sobre todo para los que menos tienen, los más sacrificados en este último episodio tan dramático que esta viviendo el país hermano en los últimos días de la tiranía chavista.

Espero que todos aquellos que decidieron mirar el partido de fútbol, para evitar ver el de beisbol que se jugaba en Venezuela, tengan la capacidad para darle la mano a los venezolanos que durante 15 años le negaron, como sino fuésemos siquiera vecinos de continente.

Gcochez@cableonda.net