• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Poncho Rentería

Aquí toca reír

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde Chile me llamó Salvo Basile, afligido por lo de Falcao. En la tierra de Neruda y Salvador Allende está actuando en una película, como director de un circo. Desde allá me dijo: “Aquí mis amigos cineastas dicen que Colombia es un circo, es que leyeron en Internet el exótico novelón de los Piraquive”.

Se lo conté a Maricarmen y me dijo: “Tienen razón los amigos de Salvo, Colombia es exótica, es de circo, aquí el taxista te cobra lo que le provoca, miles de funcionarios públicos andan en costosos autos blindados, el Gobierno compra bibliotecas al triple del precio y a Bogotá le vendieron unas ambulancias con un recargo de once mil millones de pesos que se repartieron cuatro concejales. Si eso no es circo, yo soy Penélope Cruz”. Ganó aplausos Maricarmen y remató diciendo: “Aquí toca reír para no decir palabrotas”.

En la peluquería hablaron de Marta Lucía Ramírez. Y una financiera dijo bellezas de ella: “Es intachable, lejana a picardías, brillante en la universidad, en los ministerios y tan regia candidata como Enrique Peñalosa, al que le están raponeando su candidatura comprando a sus aliados del Partido Verde”. Otra dijo: “Si Alemania, Chile y Brasil eligieron presidenta a una mujer, aquí podríamos lograrlo”. Les regalé una ñapa: de cada 99 robos de los impuestos, solamente en ocho acusan a mujeres. Última hora: con una demanda, varios politiqueros quieren robarle el triunfo a Marta Lucía. Poca vergüenza tienen.

País de circo triste, pero hay uno alegre: el Hay Festival en Cartagena. Bienvenido, nos descansa de las malas noticias, digo presos fugados, peculados, políticos “mermelados” hasta la diabetes, y sumen los Piraquive y los robos millonarios contra Bogotá. Una tarde en el bellísimo teatro Heredia es mágica si otros hablan de cine, de Almodóvar, Vargas Llosa, de novelas exitosas como Cincuenta sombras de grey, que leen millones de mujeres sin ponerse la etiqueta de “intelectuales de vanguardia”.

Veo alta presencia femenina en el Hay Festival. Entendible, ellas han gastado media vida entre libros, cine, teatro, matrimonios y hoy, por el divorcio o por solvencia económica, derrochan libertad.

Como hay circos deliciosos, sigan por Caracol Televisión la biografía de Helenita Vargas, que cantaba rancheras mejor que Chavela Vargas. Buenas, buenas, y toca reír para aguantar este loquísimo país.