• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Sumito Estévez

La segunda cena de gala de Margarita Gastronómica

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

­Varias veces hemos reseñado en esta columna las actividades de ese fabuloso proyecto de gestión cultural que es el colectivo neoespartano de Margarita Gastronómica. Resumir lo que son es fácil: se trata de la unión de todos los entes que hacen vida gastronómica en Margarita, unidos en un macroesfuerzo mancomunado enfocado en promocionar la isla como espacio de atracción turística, usando la gastronomía como valor cultural que atraiga. Margarita Gastronómica no organiza festivales o eventos, Margarita Gastronómica es la voz de quienes los organizan… O mejor dicho, más que voz es su imagen. Y Margarita Gastronómica es ambiciosa, profundamente ambiciosa, porque sueña que, así como la gente compra pasajes para ir al Festival de Jazz de Aruba o al de cine de Cartagena, más temprano que tarde la gente lo haga para venir a Venezuela, no solo por su belleza y su gente, sino porque somos un país capaz de presentar un evento cultural masivo desde nuestros valores populares, siendo la gastronomía indudablemente uno de nuestros fuertes.

Aunque el colectivo cultural reseña y promociona la variopinta y extensa agenda de actividades que hay en la isla de Margarita (festivales, exposiciones, cenas, talleres, congresos, etc.) todo el año, y asume la vocería de sueños como la reciente constitución de un comité para la búsqueda de una denominación de origen para nuestro ají dulce; el esfuerzo más importante se concentra en el mes de octubre, mes de la gastronomía. En él sucede algo que hasta donde sé es inédito: 30 días de eventos continuos y gratis dedicados a la gastronomía de una región en la que, además, todos los restaurantes tendrán platos que homenajeen nuestro acervo. En esos 30 días (pronto publicaremos la grilla definitiva) hay desde exposiciones, bautizos de libros o conversaciones con expertos, hasta eventos populares masivos en diferentes ciudades organizados por sus propias comunidades y los respectivos gobiernos municipales. Este año, además, cerraremos con tres días de exposición gastronómica la primera semana de noviembre, para poder resumir el mes completo en un solo espacio.

Organizar una grilla de esta magnitud, movilizar tanto expertos populares como investigadores y, sobre todo, pagar la publicidad y el material gráfico que se necesita para que todo el país se entere del cuerpo de actividades que toda la comunidad de la isla decide organizar en esta gran fiesta cultural colectiva, cuesta dinero. De hecho, cuesta mucho dinero.

Esta isla es bendita y se ha logrado bastante apoyo tanto de entes oficiales (Ministerio de Turismo, gobernación, alcaldías, etc.) como gremiales (cámaras de comercio, turismo y hotelería) y privados representados en muchísimos restaurantes y hoteles. Mucho de ese apoyo es técnico, organizativo o de intercambio; pero también se necesita dinero contante y sonante, como decían los abuelos. Allí es donde entramos ustedes y nosotros. Les adelanto. ¡Vayan reservando vuelo para viajar a la isla el próximo fin de semana, porque lo que habrá será sencillamente imperdible!

 

II

En una semana, el sábado 26 de julio a las 8:00 pm, 30 chefs, 30 restaurantes de la isla y las 3 escuelas de cocina que hacemos vida, haremos una gran cena de gala para 240 personas en el hotel Bella Vista (a quien extendemos el agradecimiento por ceder sus espacios) que serviremos en 6 tiempos en un homenaje a nuestra cultura, nuestros ingredientes, nuestro ají dulce, pero sobre todo a nuestra capacidad de unirnos desinteresadamente, sin celos, sin parcelas, cuando creemos que Venezuela es la apuesta. De paso, cada uno de los platos será armonizado con cocteles y licores de los que debemos estar muy orgullosos y vender ante el mundo: cocuy, ron, cerveza artesanal, ponsigué ¡y hasta cocteles con ají dulce y madre perla!

Ustedes la pasarán muy bien (prometido) y Margarita Gastronómica podrá contar con una base económica inicial para acelerar unos motores que ya están prendidos apuntando a esa meta que es octubre. El espacio es corto, así que solo hablaré de uno de los seis platos para que se vayan haciendo una idea: un cochino embadurnado en agridulce de ají dulce, que se cocinará ocho horas en caja china hasta que se deshaga en la boca, para luego hacer con él un guiso con pasitas y aceitunas; que será envuelto con una polvorosa de masa hecha con pan de año. Lo serviremos sobre una crema de ají dulce y lo engalanaremos con crujientes del mismo pan de año.

¿Cómo saber cuáles son los otros cinco platos? ¿Cómo saber cuáles serán las armonías con licores y cocteles venezolanos? ¿Cómo saber el precio? ¿Cómo reservar para no quedarse por fuera? ¿Cómo ser testigos de lo que es toda una isla unida en fiesta para promocionar sus valores? ¡Fácil! Con escribir a margaritagastronomicainfo@gmail.com tenemos. ¡Nos vemos en una semana!