• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Valentín Arenas Amigó

La revolución quebró a Venezuela

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ciudadano tiene el derecho de conocer la situación real que enfrenta su país. El régimen puede ocultarla o desfigurarla para que no lo dañe y para eso cuenta con los medios de comunicación que  maneja. Pero la realidad se impone y el pueblo tiene  derecho a conocerla. Las señales de la quiebra de Venezuela, obra de esta revolución, son varias y muy contundentes. Veamos.

El propio régimen ha anunciado como necesario subir el precio de la gasolina para que el venezolano sea quien se la financie a Cuba y demás países de Petrocaribe y no el Estado. Así el regalo quien lo hace es el pueblo, no el régimen. También se menciona últimamente un aumento de los impuestos y de los servicios públicos como electricidad y transporte, ya ejecutado este, para que el pueblo le devuelva al régimen lo que le está regalando en petróleo a otros países. La carencia de alimentos y de medicinas se debe a la carencia de dólares para importarlos porque el alto precio del barril de petróleo no es suficiente para mantener a un régimen que trata de imponer un sistema económico que ha fracasado en todos los países: el socialismo comunista. Pero nada de esto es suficiente para salirse de la quiebra y por eso  ya han anunciado también la venta de Citgo, una empresa venezolana que convierte nuestro petróleo en gasolina y después se le vende a Estados Unidos, antes de este régimen y después de él también. Inmensa tiene que ser la quiebra y la falta de dólares para pensar  en la venta de una refinería que es  la que nos  permite venderle nuestro petróleo a Estado Unidos. ¿Quiebra o desesperación? Lo que falta  es que se pongan en venta Miraflores y la tumba de el Libertador con lo que se puede obtener unos cuantos millones. Necesidad es necesidad. Incapacidad es incapacidad. Renunciaron todos los ministros porque ellos son los responsables de esta quiebra-país. ¿Y quién los nombró?

El mensaje enviado por China es más elocuente aun sobre la realidad de la economía venezolana. Hace poco le hacían préstamos a este régimen confiando en su capacidad para pagarlos  pero después de conocer mejor el desbalance negativo de los recursos del Estado y la carencia de dólares que los chinos aceptan para cobrar lo que se les debe, no así los bolívares, decidieron que la deuda se le cancelara con materias primas en las que Venezuela es muy rica por obra de Dios, no de la revolución, y se suspendió la concesión de nuevos préstamos. De esta manera espera poder cobrar lo que se les debe y no le darán nuevos préstamos a un país que está quebrado. Los chinos fueron comunistas pero ahora son capitalistas, intentan competir con el imperio estadounidense y llegar a ser pronto el imperio chino. Como ambos imperios lo que buscan son los dólares ambos están en lo mismo, competirán y se entenderán.

¿Qué llevó a China a suspenderle los préstamos al régimen? Fue la calificadora económica china llamada Dagong cuando señaló que la situación económica de Venezuela es muy critica pues de B.B.+ pasó a B.B.- y a un país en estado de quiebra no se le presta, decidió el imperio chino. Sin comentarios.