• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Diario de las Américas Editorial

Más represión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La violencia exhibida por la Policía venezolana contra los manifestantes en la noche del lunes en la autopista Prados del Este en Caracas demuestra que, lejos de buscar la paz y el diálogo, el Gobierno de Nicolás Maduro quiere acabar con la represión con más represión. 

Lo que comenzó como una protesta pacífica se transformó en una batalla campal que duró 13 horas y en la que, una vez más, los estudiantes se llevaron la peor parte. En estas condiciones, intentar plantear que la vía del diálogo con el chavismo es una opción para darle la vuelta a la situación que padecen los venezolanos no puede más que provocarnos sonrojo. 

Un destacado político de la oposición ha destacado que la calle, los protagonistas de las protestas, han estado mucho más a la altura que los partidos políticos representados en la MUD. No se entiende el favor que se le está haciendo a la propaganda del régimen chavista al que se le está legitimando con una serie de contactos y reuniones abocadas al fracaso mientras en la calle los jóvenes siguen probando la “medicina” de la violencia. 

Y aunque muchos parecen haberlo olvidado, Leopoldo López sigue encarcelado, convertido en un preso político, símbolo de una protesta pacífica que sin duda debe continuar aunque le incomode a Maduro y sus ministros. Como bien dijo ayer, en una visita a la ciudad de Maracaibo, la opositora María Corina Machado: “No estamos solos porque gracias a esta lucha el mundo ha abierto los ojos. La lucha continúa y no vamos a claudicar”. 

Es verdad que la opinión pública internacional es más consciente que hace dos meses del calvario que están sufriendo los venezolanos por lo que mantener el diálogo con Maduro y Cabello es un grave error que sólo les beneficia a ellos en su intento de perpetuarse en el poder.