• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Valentín Arenas Amigó

Este régimen es una guarimba

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las guarimbas entorpecen el tránsito por las calles como una señal de protesta pacífica. Este régimen guarimbero impide el bienestar, el progreso y hasta la vida de todo un país cuando sabotea el bien común. Esta es la meta de la guarimba demagógica y populista que padecemos en el país desde hace quince años. De muchas maneras se manifiesta esta guarimba.

La inseguridad es la peor guarimba de todas, porque ha dejado sin vida a más de 200.000 venezolanos y no se detiene. La mentira, difundida como verdad por la propaganda oficial, es otra guarimba montada para engañar al ciudadano. La devaluación del bolívar –52% según el Sicad II– es otra guarimba más que nos impide comprar alimentos cuando los hay. Las cadenas nacionales funcionan como guarimba para que el venezolano sea engañado por el régimen impunemente de manera que vivan sumidos en la mentira. Hay misiones hasta para ir al baño. La falta de dólares, pues se los regalaron a otros países para hacer política, nos impide ahora adquirir en el exterior aquellos alimentos y medicinas que ya no se producen en Venezuela por esta revuelta guarimbera.

Guarimba es la que vivimos los ciudadanos porque los poderes públicos secuestrados perdieron su autonomía para defender los derechos humanos. También lo es vivir en un Estado donde la Constitución es violada impunemente; nadie sanciona esto y así continúan las violaciones. Guarimba es la que se padece cuando los medios de comunicación han sido previamente tomados por el régimen para que prevalezca la mentira oficial como la verdad única. Guarimba, indignante, es haberle entregado la soberanía nacional a otro país a cambio de políticas que no buscan el bienestar de los venezolanos, sino mantenerse en el poder al precio del hambre y la pérdida de las libertades.

Guarimba, escandalosa, es arrebatarles a los alcaldes elegidos por su pueblo el cargo, desconociendo que soberano es el pueblo y nadie más que él. Guarimba, escandalosa, fue la amenaza de un militar y diputado que viola la Constitución al pretender despojar de la inmunidad parlamentaria a una colega que fue elegida con una altísima votación popular, porque se atrevió a denunciar en la OEA la naturaleza autocrática del régimen que hoy manda en Venezuela. Esta guarimba obstruye el regreso de Venezuela a la democracia y confirma que en Venezuela lo que hay es una dictadura. Lo está diciendo con su propia conducta este militar presidente de la Asamblea.

Guarimba, asesina, es enfrentar la protesta pacífica que hacen los estudiantes cumpliendo el artículo 350 de la Constitución con armas de fuego, que ya han dejado sin vida más de 20 venezolanos sin contar los más de 200.000 que han sido víctimas de la inseguridad mantenida durante estos 15 años. La inseguridad sigue siendo la peor de todas las guarimbas…

 

*Profesor de Instituciones Políticas de la UCAB