• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Valentín Arenas Amigó

Este régimen es una gran mentira

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ahora llama a “la paz y la vida”, después de estar durante quince años haciendo la guerra y ser responsable de la muerte de más de 200.000 venezolanos víctimas de homicidios.

Ahora llama a la conciliación, a través del diálogo, cuando siempre practicaron la confrontación entre hermanos.

Ahora pide que se respete la Constitución, cuando se han cansado de violarla dejando sin autonomía a los diferentes poderes del Estado que fueron todos confiscados por el Ejecutivo, el único poder.

Ahora lanzan como propaganda la operación Patria Segura, cuando son más de 240.000 los venezolanos asesinados como consecuencia de la inseguridad potenciada por la impunidad. Y ambas continúan.

Ahora hablan del amor entre los venezolanos, cuando tienen más de una década sembrando el odio social, que es la gasolina del comunismo.

Ahora defienden la soberanía frente al imperio, pero se la entregan a los Castro que manejan un imperio rojo fracasado. Es contradictorio y además traición a la patria.

Ahora convoca al diálogo, cuando el monólogo del teniente fallecido fue la única voz transmitida y escuchada durante años, siempre en cadena nacional. Dejar que se pronunciara la sociedad civil era considerado “traición a la patria”. ¿Será que ahora se busca dialogar para recuperar fortaleza frente a la popularidad que ha ido perdiendo la revuelta?

Ahora los venezolanos sabemos que tras aquella “democracia participativa”, que tanto anunció el teniente, se escondía la autocracia totalitaria que se quería imponer en Venezuela. Otra mentira más…

Ahora sabemos que las misiones, anunciadas y las que  faltan por anunciar,   fueron siempre propaganda para hacer creer que se trabaja en beneficio del pueblo cuando este está pasando hambre y vive amenazado permanentemente por la inseguridad. ¿Seguirán anunciado nuevas misiones? Misiones y mentiras empiezan ambas por M.

Ahora hablan de una ofensiva económica, después de haber destruido la producción en el país durante años como “política de Estado”.

Ahora anuncian como propaganda un gobierno de calle en acto demagógico y populista porque la soberanía del pueblo, que también se pronuncia tomando las calles en todo el país, la tiene secuestrada el régimen desde hace muchos años.

Ahora denuncian que el imperio se prepara para intervenir en Venezuela, pero callan que la soberanía nacional, o sea la soberanía popular, le fue entregada hace tiempo a los Castro. Todo es mentira, todo es propaganda.

Ahora convocan a un diálogo para buscar fortaleza y paz cuando durante quince años han estado sembrando el odio y desatado una guerra social         entre hermanos.

Este régimen es todo él una gran mentira y como tienen todos los medios secuestrados vive de la propaganda. Maduro es pueblo es la última mentira, pero vendrán otras más. Avisado. 

Profesor de Instituciones Políticas de la UCAB

alenri@gmail.com