• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Laureano Márquez, humorista y politólogo | Ernesto Morgado/ El Nacional

Laureano Márquez, humorista y politólogo | Ernesto Morgado/ El Nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—¿Cabe el humor ante la tragedia?

—El humor es una reacción ante la tragedia.

—¿Una función que debe continuar?

—El problema es que el humor sobre la tragedia no puede venir del poder, pues sería burla.

—¿Un género para esta función?

—Parodia. Marx decía que la historia se repite la primera vez como tragedia y la segunda como parodia.

—¿El gobierno más musa?

—Este, nos las puso más difícil  y riesgoso; nos ha hecho más importantes. Coincido con Zapata en que nunca en la historia se habían generado en Venezuela tantos humoristas tan buenos.

—¿Una gracia convertida en morisqueta?

—A veces, creo que la Constitución.

—¿Una revolución que haya acabado con el humor de su país?

—El humor es el refugio de la libertad. Cuando no hay libertad surge el humor.

—¿Lo intenta este proceso?

—De muchas maneras: con sanciones, no nos prestan los teatros; pero no hay nada que beneficie más el humor que la censura.

—¿Se ha autocensurado?

—Me he limitado.

—¿Y cómo politólogo?

—También. Actualmente, uno es un limitado integral (risas).

—¿Volvió a mencionar el nombre “Rosinés”?

—¡Nunca más! Nada más serio que un humorista que acepta la sanción con disciplina. No hay cosa que nos angustie más que la falta de seriedad. Y vivimos uno de los momentos más faltos de seriedad de nuestra historia. 

— Cuál tragicomedia, mucha gente pasó años tomando a Chávez en broma…

—Él siempre jugó mucho a que la gente no le iba a creer.

—Pareciera que no es broma lo grave de su enfermedad…

—Hoy todo lo veo subespecie aeternitatis, es decir, bajo la lupa de la eternidad. Pregúntame eso dentro de 100 años (risas).  

—Como en la música, ¿hay humor de protesta?

—Siempre es un acto de protesta. Su peor enemigo es el conformismo, el silencio. El humor siempre le dice al poder cosas que no quiere escuchar.

—¿Ha visto reír al Presidente?

—Mucho. Igual, es una risa absolutamente burlesca que siempre se basa en la descalificación y la agresión.

—Si siendo gobierno se la pasa de mal humor, ¿cómo sería en la oposición?

—(Risas) Chávez está en la oposición incluso cuando está en el gobierno.

—¿Un humorista gobiernero?

—Los hay, pero no dan risa. Claudio Nazoa dice que en el oficialismo los programas cómicos dan rabia y los serios son graciosos.

—Cuando la risa es obligatoria...

—Es una mueca siniestra del destino.

—¿Un humorista en el comunismo?

—Un humorista fue a trabajar a Corea del Norte y allí le dijeron que ya habían superado la etapa del humorismo (risas).

—¿Un chiste secreto?

—Las encuestas (carcajadas).

—¿Propondría la “misión carcajada”?

—Claro, la risa es un antídoto que nos salva del odio. Según la Biblia, un cuerpo sin risa seca los huesos.

—¿Imagina un paro humorístico?

—Gran tragedia mundial. El humor ha mantenido la lucidez del hombre y la sobrevivencia del mundo.

—¿Incluidos los últimos 14 años en Venezuela?

—Por la esperanza, que también es fruto del humor.

—¿Cómo responder con gracia a los insultos?

—La vulgaridad es el castigo del vulgar.

—¿Y a la violencia física?

—¡Corriendo y bien duro!

—¿El humor en la reconciliación?

—Siempre promueve la tolerancia. Cuando las sociedades están dispuestas a reírse de sí mismas es que no están dispuestas a asesinarse.

—Si gana Chávez…

—Su proyecto no es precisamente de reconciliación, sino de subordinación.

—¿Y Capriles presidente?

—Nunca lo he visto de mal humor.

—¿La proeza humorística?

—Conozco es la pobreza humorística (risas).

—¿El humor extraño?

—Yo diría ¡qué extraño el humor! (risas).

—¿Se puede sacar guasa del odio?

—No. El odio se exorciza con humor.

—¿Qué le faltó para ser cura?

—La ordenación. En cualquier momento retomo la vocación. El tiempo de Dios es perfecto.

—Lector de la Biblia, ¿“se transformará el llanto en risa” el 7-0?

—También creo mucho en lo que dice David Garrick: ¡Cuántas veces al reír se llora!

—¿Cuándo se cansa un público?

—Cuando la función se alarga más allá de lo necesario.

—Y el humor, ¿es ilimitado?

—En los campos de Auschwitz y en La Rotunda usaban el humor para sobrevivir.

—¿Son profetas los humoristas?

—¡Absolutamente! Y son los más sabios en todas las sociedades. Siempre dicen lo que va pasar, pero la gente cree que es echando broma.

—¿La mayor de sus predicciones?

—Lo que está ocurriendo, lo predijimos en La constituyente.

—¿Continuará esta función?

—No. Esta función no puede continuar.

—Humorista, politólogo y sabio, ¿Laureano a Miraflores?

—(Carcajadas) Perderíamos un humorista y ganaríamos otro mal presidente. 

—¿Fue afecto a algún gobierno?

—Los humoristas no somos afectos a ningún gobierno. A partir del 8 de octubre me declararé “enemigo” de Capriles Radonski.

—Elegido el Flaco, ¿qué pasaría en Venezuela si se cumple la repetitiva amenaza de sacar a las milicias?

—To be continued, pero con un público muy cautivo. Si acaban las cosas buenas, cómo no van a terminar las malas. Hay sólo un camino. Y el 7 es un número mágico.