• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Francisco Paz

Una propuesta sobre el país que queremos: “Venezuela tiene solución”

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pensar en el país que queremos, cuesta. Si sumáramos todo el tiempo que empleamos en conseguir alimentos y medicinas para sobrevivir; en mantenernos con vida sorteando las escaramuzas que a diario desata el hampa; en superar el obstáculo insalvable que es el caos vehicular de los grandes centros poblados (incluidos mis pueblos de la mesa de Guanipa, El Tigre y San José de Guanipa, cariñosamente llamado El Tigrito); y en lidiar con el invadente Estado socialista que nos acorrala, caeremos en cuenta de que si nos queda tiempo para trabajar es un milagro. Aun sin llevarlo al plano de las acciones físicas, si acumulamos el tiempo diario que dedicamos a prever qué haremos en esos frentes, el resto, que es muy poco, es lo que le queda a la familia y al trabajo. Tiempo para dedicarle al país, a la nación, a pensar en la sociedad que queremos ser, no hay.

Por eso quiero aprovechar este espacio con el propósito de agradecer como ciudadano a la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela por haber sacado tiempo de algún lugar mágico y haber construido una propuesta sobre la Venezuela que queremos. “Venezuela tiene solución”. Porque, vale decir, dicha asociación está sitiada por las amenazas y los ataques permanentes de quienes hoy gobiernan, pero que por muchos años medraron en los resquicios presupuestarios de la universidades nacionales autónomas. Hay que aplaudir que las dificultades que enfrenta la Apucv no hayan impedido presentar a la consideración del país una propuesta de modelo de desarrollo para sustituir el muy exitoso plan de destrucción nacional que el castrochavismo, por la mano del difunto, impuso sobre Venezuela y que hoy, de la mano del sucesor, amenaza con terminar de triturar con una inusitada eficiencia lo que queda de país. Y esto lo digo porque de muy pocas cosas tengo certezas, comparándolas con las numerosísimas de las que no se nada: siempre hay posibilidades de que esta situación empeore. Si no creen, recuerden el gobierno anterior. Y el anterior.

Cuán edificante resulta ver que la cercanía de convertirnos en una sociedad fallida, por el empeño de mantener el poder, cueste lo que cueste, de una camarilla entreguista, se ha convertido en un estímulo propiciatorio para la creación de lo que podría terminar siendo la dosis de sentido común que permitiría detener la marcha hacia el fracaso total y lograr el cambio de rumbo hacia el ideal que plantea la propuesta, que no es otra cosa que acabar con el rentismo petrolero, exhibiendo como premisa capital la exigencia de que se cumpla la Constitución. La propuesta que conocimos el martes 21 de octubre pasado en el auditorio de la Apucv, por las exposiciones realizadas por los profesores Víctor Márquez Corao (presidente de la asociación) y José Guerra, más allá de lo que pueda pensar cada quien sobre los aspectos que cubre, es en sí un paso firme de quienes con ella muestran que no se rinden ante el renacer de la barbarie y su pretensión de instalarse definitivamente. Es una propuesta que nace de la universidad, para, como lo exponen, contribuir “…con el esclarecimiento de los problemas nacionales...”, honrando el compromiso que cantamos con nuestro Himno de la UCV, como lo recordaron en su exposición:

“…Nuestro mundo de azules boinas

os invita su voz a escuchar:

empujad hacia el alma la vida

en mensaje de marcha triunfal”.

Por supuesto que el contenido de la propuesta atiende tanto a los desequilibrios apremiantes derivados de la catástrofe continuada que azota a Venezuela desde el craso error de 1998, pero también propone una imagen de país con el ciudadano como eje fundamental que debe transitar su lapso vital con el pleno disfrute de sus derechos fundamentales, con un trabajo digno, con una vivienda digna, con seguridad, con atención médica y con instituciones donde buscar amparo frente a los desafueros de cualquier persona o entidad abusiva, pero fundamentalmente frente a los desafueros del Estado y de quienes usufructúan y abusan de su poder para su propio provecho. Lamentablemente, tendremos que comenzar por restablecer el fundamental principio de la separación de los poderes públicos.

No voy a extenderme sobre el contenido de la propuesta, cuyo título me parece milimétricamente ajustado a la situación. “Venezuela tiene solución” nos invita a echar una mirada sobre lo que constituiría un paseo por el país que soñamos, ese que muchos venezolanos andan buscando, desgraciadamente buscando, por otras latitudes, expulsados por la endofobia que guía a la camarilla pretoriana de los castro, derrochando odio contra todo lo venezolano. La idea es que construyamos esa solución y para eso está en la mesa la propuesta. La solución no es irse, es meterle el hombro al país para construir en él la realidad que queremos, que merecemos, sin emigrar.

No me queda más que invitar a revisar la propuesta, que está disponible por el siguiente link: http://www.apucvipp.org/noticias/docum. Invito a discutirla, pero fundamentalmente a difundirla. No desperdiciemos el invaluable esfuerzo de ese grupo de venezolanos que nos regala hoy la optimista propuesta de que “Venezuela tiene solución”.

Va de suyo que hablo de aquí y de ahora.

 

@Francisco_Paz_Y