• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Poncho Rentería

El presidente tiene amante  

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Muy movida estuvo ayer la peluquería señorera. Ellas, con picardía, comentaron lo que hoy chismorrean senadores, ministros, industriales y 387 mujeres periodistas de prensa, radio y televisión: que el presidente tiene una amante. El chismonón lo lanzó un periodista que descubrió que él salía de noche en moto y con casco del palacio presidencial hacia el apartamento de su amante, una bellísima actriz.

El presidente pillado es el de Francia, monsieur Hollande, de 56 años de edad, según Kathy Sáenz, “tipo feo, simplón y carita de yo no fui”. Gran escándalo. En la burguesía parisina lo censuran diciendo: “Presidente con moza-amante trabaja poco”. Las periodistas de izquierda lo defienden porque él es socialista y así es la Francia de Yves Montand, Jean Paul Belmondo, Brigitte Bardot, Simone Signoret, Simone de Beauvoir, Jean Genet, Carla Bruni y Alain Delon.

Como en Francia, España y 57 países más, los periodistas gustan de tener amante para intercambiar opiniones sobre la economía, la paz y la política, han visto lo del presidente Hollande como una pilatuna. Extra: la mujer engañada, la hermosa periodista Valérie, entró en una clínica. Lo hizo para no estrangularlo por engañero, miserable y desleal.

La colonia parisina en Bogotá, que entre ella solo habla en francés, digo, Isadora Norden, Yolanda Pulecio, Andrés Echavarría, Plinio Mendoza, Jean Claude Bessudo, el “Chiqui” Echavarría, Gloria Zea, Ingrid Betancourt, Alejandro Santos y 299 exalumnos del Liceo Francés, lanzarán un comunicado en que defenderán a Hollande, porque “Francia es la cuna de la libertad”.

Ante este escándalo de adulterio, sexo y poder, debo recordarles que los presidentes de Colombia han sido –y son– de una admirable castidad. Todos han evitado el diablo vestido de mujer con intención sexual. Que la historia los premie por su franciscana castidad. ¿Un presidente puede tener amante? Respondieron 27 politólogos que sí; es su vida privada y se les debe respetar. La tuvieron Clinton, Fidel y Mitterrand. Ganó su reelección el presidente Hollande por humano y buen amante. Oh là là: este adulterio presidencial es más divertido que escribir sobre la “Gata”, sobre la persecución a Petro y el novelón de “Conrado”, el cantante guerrillero. Oh là là, París es una fiesta, pero una periodista que coronó a un presidente llora su tragedia.