• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Diario de las Américas Editorial

De parches a acuerdos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nunca una comparecencia presidencial fue tan esperada por la comunidad hispana de EEUU como la que protagonizó anoche Barack Obama desde la Casa Blanca. La promesa de realizar una profunda Reforma Migratoria que beneficiara al grueso de los hispanos que viven y trabajan honradamente en este país persigue al Presidente desde que accedió al poder en 2008. Por errores propios y ajenos (achacables a sus rivales republicanos), la realidad es que seis años después la deuda del candidato demócrata al que la mayoría de los hispanos dieron su apoyo sigue sin materializarse.

Quizás por ello Obama lamentó en su discurso que con las medidas que anunció ayer no pueda darse alivio a los 11 millones de inmigrantes que viven en las sombras de la ley desde hace años y aclaró que “se revisará cada caso minuciosamente” y que “no todos será beneficiarios”.

Es innegable que las medidas anunciadas impactarán positivamente en las vidas de millones de personas que obtendrán fruto de sus esfuerzos y se encaminarán a tener un futuro personal y profesional cierto en este país. Entre ellas están las personas que se encuentran ilegalmente en Estados Unidos (desde hace al menos 5 años) pero cuyos hijos son ciudadanos o residentes permanentes, incluidos aquellos que sus hijos sean menores de edad. Se les protegerá de la deportación y tendrán acceso al permiso de trabajo.

En cualquier caso, ésta y otras medidas similares, como reconoció el mismo Presidente, son sólo un parche ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo bipartidista. Obama habló de que sus iniciativas no repararán definitivamente el problema migratorio y reiteró su disposición a seguir buscando el acuerdo. No será fácil y sus adversarios republicanos no han aceptado de buen grado las acciones ejecutivas, al considerarlas medidas extremas y desproporcionadas.

A pesar de los errores a ambos lados, puede que aún estemos a tiempo de ver un acuerdo antes de que Obama abandone la presidencia.