• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Valentín Arenas Amigó

El mensaje de la marcha

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La marcha opositora convocada el sábado pasado por quienes quieren un cambio le envió a Venezuela varios mensajes que bien vale la pena señalar.

El primer mensaje es que regresar a la democracia es la meta que por igual movilizó al pueblo en todo el país. Independientemente de que sean varios los líderes opositores, a todos los motivó lo mismo: autocracia, no; democracia, sí. Mientras el régimen está cada día más fraccionado y pierde simpatizantes, la oposición democrática está cada vez más unida y crece su simpatía.

El segundo mensaje dejó bien claro que democracia es pluralismo de ideas, en tanto autocracia es la imposición de una sola manera de pensar y de actuar. Si discrepas de ese pensamiento único pasas a ser entonces un traidor. Por eso a nadie debe preocuparle que los partidos sentados en la MUD y sus líderes tengan sus propias posiciones y exista entre ellos discrepancias cuya existencia lo que hace es confirmar el pluralismo democrático. Que un régimen autocrático vea este pluralismo como división lo que hace es confirmar que el pluralismo democrático no tiene vida en la autocracia, o sea, en la dictadura comunista. Quien se atreva a discrepar porque quiere expresar un criterio propio es traidor a la patria. Nadie tiene derecho de pensar diferente sino lo mismo que el autócrata.

Esta manera de pensar explica por qué la convocatoria a votar en las parlamentarias y su fecha es tan importante para la unidad democrática que se siente ganadora, y en cambio es dilatada por el régimen que sabe que cada día que pasa reduce simpatías, como lo expresan las encuestadoras más serias. A través de elecciones se le consulta al pueblo para que este, como soberano que es, exprese cuál es su voluntad. No publicar la fecha de las elecciones manifiesta que se saben perdedores y válidas esas encuestas.

En una muestra de democracia Leopoldo, miembro de la MUD, convocó a una marcha como medio de expresión del pueblo, en tanto la MUD no lo hizo porque ve en las elecciones la mejor manera de expresarse. Dos criterios diferentes para lograr el mismo objetivo: cambiar esta autocracia en una democracia. Dos maneras diferentes de expresarse la sociedad democrática que revela su fortaleza y no división como quedó confirmado ese sábado cuando el líder de Voluntad Popular y la MUD a la que pertenece también Voluntad Popular ganaron, pues ganó la democracia venezolana dando evidentes señales de su fortaleza. El perdedor resultó ser el régimen que retiene el poder en contra de la voluntad popular a cuya expresión le teme tanto que no se atreve a fijar la fecha de las elecciones parlamentarias. Un silencio elocuente. Mientras la MUD quiere que el pueblo se exprese cuanto antes, el régimen lo que desea es que siga callado. ¿Por qué será? Dejamos que sea el lector quien conteste.

*Profesor de Instituciones Políticas de la UCAB

alenri@gmail.com