• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Rafael Rodríguez Mudarra

Del latrocinio revertido

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En nuestro país, las normas que regulan  la conducta de los que están investidos de funciones públicas, permanentes o transitorias, remuneradas o gratuititas originadas  por elección, por nombramiento o por contratos otorgados por la administración  pública, de inexcusable cumplimiento, a los fines de la salvaguarda del tesoro  público, de garantía del manejo adecuado  de los bienes de la República, con fundamentos en los principios de honestidad, eficacia, rendición de cuentas; así como las que tienen por objeto prevenir y sancionar los delitos relacionados con la delincuencia organizada han sido  desde el ascenso al poder del actual régimen, de cumplimiento, si se quiere inexistente, a pesar de  la situación económica, social, asistencial, de inseguridad, carencia de los bienes indispensable para el sustento diario, la normativa referida se ha hecho inaplicable, imperando el Latrocino en muchas y constantes conductas funcionariales.

El latrocinio es la excelencia del  olo, estafa, saqueo, timo, robo, defalco, pillaje , fraude, hurto que se comete en especial contra los bienes del Estado, tanto en su uso, como en su malversación; y en la actualidad a través de los ilícitos cambiarios, cometidos en la compra y venta de cualquier divisa con bolívares, supuestamente fuertes.

La afición por el enriquecimiento ilícito de funcionarios públicos no constituye  ningún hecho  sobrevenido, ni  es figura de adorno para los bolsillos repletos, ha sido modalidad, que sin solución de continuidad, ha devenido en corruptelas propias de gobiernos militares, los que sin exclusión se han sucedido desde la conformación de la república de Venezuela: Guzmán Blanco, Juan Vicente Gómez y Marcos Pérez Jiménez, son  representantes conspicuos de las riquezas súbitas.

Antonio Guzmán Blanco, bolivariano genético, general durante la guerra federal, concentró todo el poder en su persona, fue llamado ilustre americano, gobernó en forma  autocrática y represiva, megalómano  en busca de  de alabanzas y adoración, autocrático, gobernó desde Paris a través de personas títeres, traficó con las comisiones cobradas  por sus servicios en los negocios de la República, comerciaba los bonos de la  nación, se hizo dueño de innumerables propiedades. Éste ladrón  ilustrado  fue llevado al panteón en el año 1999, por disposición  del difunto ex presidente Hugo Chávez, correspondiéndole a José Vicente Rangel realizar los actos de inhumación como ministro del exterior, en el  que participaron el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente Luis Miquilena  y el presidente de la cámara de diputados  Henrique Capriles Radonski; Juan Vicente Gómez, traiciona a su compadre Cipriano Castro, se adueño del país , estuvo rodeado  de los intelectuales positivista de  la época, los que en su adulancia burocrática idearon  la figura  del Gendarme  Necesario. Gobernó desde Maracay donde resida y recibía cuenta de sus ministros:  Corrupto hasta más no poder manejo los dineros de la Nación en forma personal acrecentado una incalculable e inmoral riqueza; Marcos Pérez Jiménez el últimos de nuestro dictadores por ahora, digno representante  de esta estirpe delincuencial llega al poder en convivencia con el partido Acción Democrática, destituyendo a Medina Angarita, partido contra el cual conspira  posteriormente para deponer  al presidente constitucional de Venezuela Rómulo Gallegos, instaurándose una Junta Militar  presidida por  el teniente coronel Ramón Delgado Chalbaud, a la sazón  ministro de la Defensa del depuesto presidente, quien murió víctima de el asesinato  cometido en su persona  por  Rafael Simón Urbina.

El 30 de noviembre de 1952 tuvo lugar  las elecciones convocadas para la Asamblea Nacional Constituyente, ganadas  por el  Frente nacional de Integración Unitaria que fomentare el partido URD conducido por Jóvito Villaba. Los dirigentes de URD son expulsados a Panamá. Se conforma una Asamblea Nacional Constituyente espuria. Pérez Jiménez en 1952 asume  la presidencia como encargado provisional; y a partir del dos de diciembre de 1952 es nombrado por la nefasta Asamblea Constituyente como Presidente Constitucional para el periodo 1953 a 1958, el cual se inició  el primero de abril de 1953. Éste sujeto, visitado en su residencia poseída en Madrid por Hugo Chávez, quien le brindó muchas consideraciones, robó y torturó a mas no poder, persiguió a los que se le atrevían a disentir, lleno  con presos políticos, obreros y estudiantes las cárceles de país, creo los campos de concentración de Guasina  y Sacupana. Se le ha tenido como líder  militarismo sofisticado   e integrante  de la llamada “Internacional de las Espadas”.

El 23 de enero de 1958 Marcos Pérez Jiménez es depuesto por un movimiento unitario, el país recobra la legalidad, se instauran las instituciones democráticas, se respetan los derechos humanos se enjuician a los malversadores de los fondos públicos, conducta apegada a los principio constitucionales, que hubo  de mantenerse por espacio de 40 años; empero, con la llegada al poder del comandante Hugo  Chávez y su sucesión  en la persona de Nicolás Maduro, por decisión unilateral del militar  fallecido,  se revierte la corrupción, encontrándose implícitos  y denunciados sin reservas  en forma pública e inveterada por nacionales y organizaciones internacionales más de cien funcionarios , pertenecientes al Ejecutivo nacional; a la Asamblea Nacional; a el tribunal Supremo de Justicia, los cuales  muellemente conforman Asiento de Nido en el imperio norteamericano (el gringo); ni Nicolás Maduro, ni la Contraloría General de la República ni la próxima reelecta Fiscal del Ministerio Público ni  el Poder Ciudadano , han abierto una investigación sobre el particular,  tomado en cuenta las denuncias presentadas. Nuestro presidente al calificar la congelación que sobre los bienes de estos funcionarios ha decretado el gobierno gringo, sale en la defensa de los malhechores implícito en corrupción, lo que considera un atentado contra nuestra soberanía. Para tal fin convoca manifestaciones públicas en la defensa de nuestra independencia ultrajada.

  El  senador  “gringo” Roberto Menéndez, exhortó  a otros gobiernos  del mundo “a que sean solidarios  con ciudadanos de Venezuela, y para los responsables de violación de derechos humanos, pide se le niegue la entrada a sus países  y el acceso a sus sistemas financieros” “No volverán  a pasar vacaciones en Florida, malgastando en lujos las riquezas de Venezuela” fin de la cita.

rodriguezmudarra@cantv.net

@ramudarra