• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Jair de Freitas

La insuficiencia del salario mínimo

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Según reciente anuncio presidencial, el ajuste del salario mínimo será de 20% en mayo, siendo que a partir de julio se efectuará el incremento de 10% restante. Esto significa que durante los próximos 60 días, el sueldo mínimo mensual será de 6.746,98 bolívares, es decir, que apenas superará el valor de la canasta alimentaria normativa de noviembre de 2014 (última cifra disponible del INE). Por lo tanto, despejada la incógnita sobre el nuevo del salario mínimo, la conclusión es la de siempre: ¡No alcanza!

Como he dicho en otras ocasiones, tantos ajustes de salario en tiempos de revolución (29 a la fecha) no son precisamente un logro sino la prueba más tangible de cómo la inflación devora el poder adquisitivo de los trabajadores con excesiva puntualidad. La capacidad de ahorro de los que hacemos vida en el país es de 0% y cada día estamos más lejos de tener acceso verdadero a la propiedad privada.

La LOT vigente es meridiana cuando señala en su artículo 129 que el ajuste del salario mínimo debe hacerse previa amplia consulta nacional con el objeto de conocer “…las opiniones de las distintas organizaciones sociales e instituciones en materia socioeconómica”, ¿eso se hizo? El artículo 98 de la LOT dice además que todo trabajador tiene derecho a un salario que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades materiales, sociales e intelectuales”. De nuevo: ¿se logra eso con el ajuste anunciado el pasado Primero de Mayo? Obviamente no.

Quienes siguen mis opiniones saben que me gusta reflejar el poder adquisitivo del salario mínimo de manera pedagógica, es decir, seleccionando aleatoriamente algunos bienes y asumiendo dos cosas: 0% de inflación y 100% de capacidad de ahorro (es decir, cuánto tomaría comprar un bien suponiendo que los precios nunca suban y que la persona no gaste ni un bolívar).Con la venia del lector habitual, aquí va la comparación actualizada: comprar un pantalón de marca (original) en tela de jean toma casi 2 meses de salario mínimo. Un teléfono móvil de gama baja requiere aproximadamente 4 meses de trabajo adquirirlo, en tanto que si se trata de un equipo celular de alta gama (tope de tecnología) amerita 3 años y 8 meses de sueldo mínimo.

Un vehículo regulado cero kilómetros elaborado por convenio con el Estado, el equivalente a 7 años y 4 meses de salario mínimo (o lo que es lo mismo, 2 celulares de alta gama). Un vehículo tipo sedan usado, aproximadamente 22 años de salario mínimo. Si se trata de una camioneta del año usada, el costo puede llegar a ser equivalente a 110 años de salario mínimo, en tanto que pagar la póliza de seguros del primer año podría tomarle cerca de 8 años de sueldo mínimo (dependiendo del porcentaje aplicado por la empresa aseguradora).Un apartamento pequeño usado, en una zona modesta de la Gran Caracas, tomaría cerca de 130 años de salario mínimo, mientras que si se trata de una casa grande en el este de la capital, más de 44.400 salarios mínimos, es decir, más de 3.660 años.

Habida cuenta los ejemplos anteriores, los venezolanos tenemos que preguntarnos si esta es la vía para la erradicación de la pobreza. José Luis Gutiérrez en su texto dedicado al análisis de la doctrina social de la Iglesia, señalaba que “la suficiencia del salario debe cubrir la el total de las necesidades del trabajador”. Si el nuevo salario mínimo no alcanza para la canasta alimentaria normativa, menos aun para satisfacer la totalidad de las necesidades.

Por lo tanto, la esperanza del ascenso social y verdadero acceso a la propiedad privada se esfuma entre un discurso que pretende aleccionar sobre lo individual versus lo colectivo y que ignora que el bien común no es distribución equitativa de la pobreza, sino –como sostuvo Maritain– una distribución que procura ayudar a las personas a su desarrollo, lo cual tampoco se conseguirá con el control obrero camuflado bajo la figura de los Consejos Populares de Abastecimiento de Producción, que a fin de cuentas poco pueden hacer para acabar con la insuficiencia del salario mínimo.

@jair_defreitas

jair_defreitas_1@hotmail.com