• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Jaime Merrick

La debilidad institucional (y constitucional) del Consejo Federal de Gobierno

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Según la Constitución vigente, el Consejo Federal de Gobierno es el órgano rector del proceso  de descentralización en Venezuela. Cuando la Constitución de 1999 era discutida, el Consejo Federal de Gobierno fue visto como un avance que consolidaba los esfuerzos descentralizadores iniciados en la década de los noventa del siglo XX a través de la Ley Orgánica de Descentralización y sus textos reglamentarios.

Estas líneas tienen por objeto plantear la siguiente reflexión: ¿El actual diseño institucional del Consejo Federal de Gobierno previsto en el artículo 185 constitucional fortalece o no el proceso de descentralización en Venezuela? Para responder la interrogante planteada,  en primer lugar, se abordará en términos generales el artículo 185 constitucional; en segundo lugar, se explicará por qué el  diseño del Consejo Federal de Gobierno previsto en la Constitución presenta debilidades que no garantiza el desarrollo sostenido de la descentralización en Venezuela; y tercero, sugerir algunas propuestas sobre cómo fortalecer institucionalmente al Consejo Federal de Gobierno.

1.      Breve aproximación al artículo 185 constitucional.

De todo el compendio de normas referidas a la descentralización en Venezuela, el artículo 185 de la Constitución venezolana merece especial atención, pues, en esa norma se consagra al Consejo Federal de Gobierno como el órgano rector del proceso de descentralización en Venezuela desde el Poder Nacional hacia los Estados y Municipios. El CFG, además, tiene rango constitucional, de modo que las decisiones que emanan de su seno, son ejecución de la propia Constitución; se sustenta sobre los principios de coordinación y planificación, precisamente, con el objeto de no entorpecer el ámbito de competencias constitucionales de los Estados y Municipios; y es un órgano multidisciplinario, porque en su seno confluyen los alcaldes, gobernadores y representaciones de los distintos sectores sociales.

2.      Aciertos y debilidades del Consejo Federal de Gobierno previsto en la Constitución.

La creación del Consejo Federal de Gobierno en la Constitución vigente, es indudablemente un acierto del legislador. En teoría, el Consejo Federal de Gobierno es el órgano de planificación territorial más importante en el ordenamiento jurídico venezolano, pues a esa instancia le corresponde el diseño, planificación y ejecución del proceso de descentralización en Venezuela. Y así como el legislador acertó al crear al CFG, también lo hizo al consagrar en la propia Constitución instancias de coordinación y planificación de políticas en los niveles estadales  y municipales, como son el Consejo Estadal de Coordinación y Planificación, y el Consejo Local de Planificación.

Sin embargo, el CFG previsto en la Constitución tiene como gran debilidad su dependencia al Poder Ejecutivo Nacional. Efectivamente, el Consejo Federal de Gobierno conforme la Constitución venezolana presenta la siguiente estructura: A) Se encuentra presidido por el Vicepresidente de la República; B) y conformado por una Secretaría cuyos miembros son: el Vicepresidente de la República, dos Ministros, tres Gobernadores y tres Alcaldes.

Nótese que constitucionalmente la cabeza institucional del Consejo Federal de Gobierno es el Vicepresidente de la República, quien a su vez es funcionario de libre nombramiento y remoción por parte del Presidente de la República. Esta situación, es decir, el carácter de libre nombramiento y remoción del  cargo del Vicepresidente de la República, termina afectando el proceso de descentralización en Venezuela, o al menos, lo supedita al arbitrio del representante del Presidente de la República. Es decir, en un periodo presidencial, el proceso de descentralización puede verse interrumpido tantas veces como nombramientos de Vicepresidentes sean designados por el Presidente de la República. Paradójicamente, el proceso de descentralización, depende en uno u otro sentido, del propio centralismo. 

3.      ¿Cómo fortalecer institucionalmente al Consejo Federal de Gobierno?

Siendo el CFG el órgano rector de la descentralización en Venezuela, no puede depender directa o indirectamente del Poder Ejecutivo Nacional. Para ello, se plantean las siguientes preguntas a modo de reflexión:

A.      ¿Acaso no es más conveniente para el CFG y la descentralización en Venezuela, que su Presidente goce de una estabilidad institucional inherente a su cargo, y no que dependa directa o indirectamente del Poder Ejecutivo Nacional?

B.      ¿Es posible concebir que el Presidente del CFG pueda ser nombrado (y controlado periódicamente) por la Asamblea Nacional por periodos de 5 o 6 años, de modo tal que la descentralización en Venezuela goce de la estabilidad institucional requerida para su desarrollo, y que al mismo tiempo su estructura le permita trascender a los cambios de los planes de gobierno propios de cada periodo constitucional?

Es claro que la descentralización en Venezuela depende en gran medida de la voluntad política de quienes ejercen el poder en Venezuela; también es claro, que cierto diseño institucional no resolverá por sí solo los retos de la descentralización; pero sí cierto que el fortalecimiento y mejora de aquellas instancias encargadas de la planificación de la descentralización, puede contribuir a su establecimiento y desarrollo definitivo

Jaime.merrick@gmail.com

@jaimemerrick