• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Leopoldo López Gil

Cuando se tiene un hijo

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Cuando se tiene un hijo, se tiene al hijo de la casa y al de la calle entera…”

Hace años escribió esto Andrés Eloy Blanco, cuando como hoy los venezolanos luchábamos contra la tiranía.

Hoy Venezuela vuelve a ser aquella, la patria a la que el poeta le cantaba “Cuando se tiene un hijo, se tienen tantos niños que la calle se llena”.

La calle se ha vuelto a llenar de niños desamparados, está llena de nuestros hijos que vagan desorientados, van por la vida sin futuro y sin escuela. Ellos son los desamparados de la patria, los que no tienen padres, los que perdieron sus madres, los que caminan, viven y duermen en las calles de la patria, sin un maestro, sin un ductor, sin un tutor, sin alguien que por ellos vele.

Como ayer, hoy las cárceles se han vuelto a llenar de nuestros hijos.

Son los desamparados que se arroparon con los vicios de la calle, los que crecieron arrullados por los ruidos de la violencia y se templaron con golpes de indiferencia.

Pero además, hoy se llenan los ergástulos con los otros hijos nuestros, esos que como los de ayer, luchan por la Libertad. Con aflicción vemos como muchos de nuestros hijos hoy abandonan la patria para buscar horizontes de Libertad en tierras lejanas. Se van como antes se fueron, llenándonos de dolor y dejándonos en nuestra soledad, porque “cuando se tiene un hijo, se tiene el mundo adentro y el corazón afuera … Y cuando se tienen dos hijos se tienen todos los hijos de la tierra…”

Es justo pensar que el momento presente se caracteriza como oscuro y angustioso, mostrando los colmillos de la desesperanza y fauces untadas por la fétida opresión que pretende avasallar a nuestros hijos, por ello leo a Andrés Eloy Blanco cuando sufría y decía en su poema “Despertar”:

“Es el alba. Los niños despertarán, ¿qué hicimos los hombres con la noche, tan bella como el sueño? Ayer nomás, el mundo nos puso entre las manos la suerte de su sombra”.

Según la Encuesta Nacional de Juventud 2013 realizada por la UCAB, 1 de cada 4 jóvenes entre los 15 y 29 años, se encuentra sin ocupación, sin estudiar, sin trabajar y por tanto en una probable situación de riesgo de exclusión.

Es hora de despertar con el compromiso de luchar hoy y siempre por todos los hijos de Venezuela.