• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Oscar Hernández Bernalette

La ética y la emigración

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una de las cosas que me ha preocupado desde hace muchos años es como se desorienta a muchas personas con legitimas aspiraciones migratorias. Recuerdo que durante mi actuación como cónsul en Estados Unidos recibimos unas instrucciones en el sentido de no recomendar a los nacionales venezolanos servicios de abogados en nuestra jurisdicción, toda vez muchos eran inescrupulosos y engañaban a los desesperados ciudadanos que trataban de conseguir prolongación de sus visitas, visas de residentes y hasta legalizaciones por la vía conyugal.

Lo cierto es que no son solo los coyotes los que engañan a los desesperados emigrantes centroamericanos cuando les garantizan tener opción de hacerlos cruzar las fronteras de Estados Unidos, sino también abogados que disfrazan opciones como seguras, que al final no funcionan. Por ejemplo, en el caso de Venezuela muchos optan por la vía del asilo político y muchas veces no prospera porque no cumplen los requisitos. Hay quienes ofrecen armar casos en donde no existen para convencer a las autoridades.

Otras veces vemos ofertas engañosas en el sentido de que si tienes un demo musical o has escrito un libro eso te da derecho de optar por la visa de personas con talentos y habilidades especiales. Hay bufetes de abogados que piden generar reconocimientos que no existen para aplicar por esa visa alterna en Estados Unidos.

Resulta que esas opciones no son tan fáciles. Los requisitos incluyen además que demuestres no solo lo que hiciste, sino que tengas reconocimiento por ello. Esto es que demuestres premios académicos, artísticos, varias publicaciones y comprobada dedicación a la investigación del tema en el tiempo.

De allí que nuestra recomendación es que las personas sean cuidadosas en el momento de optar por esas vías, ya de por sí fraudulentas y con altos riesgos de fracaso, porque los bufetes que se proponen ayudar no siempre son éticamente responsables.

Hemos conocido muchas personas que han fracasado en esos intentos y perdido altas sumas de dinero por ello. Esto pasa tanto en Estados Unidos como en otros países. Hemos visto muchos avisos en América Latina que ofrecen servicios en esta materia y no pocos venezolanos que caen en la trampa.

Busque sus alternativas migratorias después de evaluar debidamente sus opciones y quienes son los especialistas confiables. Hay sin duda abogados honestos y también regulaciones claras que le indican a la persona cuáles son los requisitos existentes. Las personas deshonestas están a la vuelta de la esquina ,cuídese, busque apoyo antes y siempre les recomendamos no se aventure a emigrar sin cumplir dos exigencias básicas: viaje legalmente y tenga un empleo o herramientas para conseguir un empleo digno fácilmente. De lo contrario el proceso migratorio puede ser muy frustrante. Ya bastante

traumático es decidirse por un proceso migratorio desde un punto de vista emocional como para también tener además que caer en las manos de personas irresponsables que juegan con las necesidades emocionales y legales de miles de personas.

 

@bernalette1