• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Marcos Tarre

¡Cuantos escoltas!

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una de las primeras medidas que tomó Luis Miquelena, como ministro de Relaciones Interiores del recién proclamado presidente de la República Hugo Chávez, allá por 1999 y suponemos por instrucciones del propio primer mandatario, fue la de revisar y eliminar cierto numero de escoltas, funcionarios policiales o militares, asignados a conocidos políticos, banqueros o empresarios. Se trataba de eliminar privilegios no acordes con un Estado austero y racionalizar las competencias y funciones de los cuerpos policiales. También se publicaron listas de armas asignadas por el Ministerio de la Defensa a particulares para que fueran devueltas de inmediato. Esas medidas fueron acompañadas de publicación de nombres y listas de los afectados.

Pasados 15 años de gobierno chavista, a la sombra de la caja negra de los asuntos del alto gobierno y la casi absoluta falta de transparencia y rendición de cuentas, nos enteramos de cuántas personas tienen actualmente escoltas asignados por el gobierno, es decir, funcionarios públicos, cuándo alguno de los guardaespaldas es asesinado, herido o aparece en las páginas de sucesos de la prensa.  Una rápida investigación permite visualizar, a través del drama y la tragedia de escoltas fallecidos, quiénes disfrutan o disfrutaron de ese privilegio en la Venezuela de hoy;

- 7 de julio de 2011 asesinado escolta de Mario Silva en la Yaguara.

- 30 de mayo de 2013; asesinado escolta de Consejal de Girardot.

- 23 de septiembre de 2013 asesinado escolta del Potro Alvarez.

- 28 de noviembre de 2013; asesinan a escolta de Ernesto Villegas.

- 3 de febrero de 2014: asesinado a escolta del gobernador del estado

Aragua Tareck El Aissami.

- 14 de mayo: asesinado escolta de militar de PDVSA.

- 15 de mayo: asesinado escolta de Didalco Bolívar.

- 16 de junio: asesinado en Maturín escolta del director de la región Sur-Oriental de  los servicios Penitenciarios.

- 28 de junio: asesinado escolta del presidente del Consejo Legislativo del estado Barinas.

- 23 de julio: asesinado escolta del diputado Orlando Miranda del Consejo Legislativo del estado Lara.

- 23 de julio: asesinado escolta del Director de Logística de Policaracas.

Si bien la situación de inseguridad se ha agravado a niveles inaceptables desde 1999, siendo hoy Venezuela el segundo país más peligroso del mundo, después de Honduras, según informes de la ONU; la solución al problema no es la multiplicación infinita de escoltas. Ahora vemos como, además de las altas autoridades, presidente, vicepresidente, ministros o jefes de los poderes Judicial y Legislativo, que por sus altas funciones requieren protección; la asignación de guardaespaldas llega a representantes de consejos legislativos, directores o subdirectores de ministerios o jefes de direcciones de policías municipales, candidatos a algún cargo electivo o amigotes del oficialismo…

¿Existe hoy alguna política que rija la asignación de escoltas?  ¿Cuántos agentes policiales o de organismos de seguridad desempeñan esas funciones, protegiendo a una persona, en lugar de estar en la calle, sirviendo a la gente? ¿Sabe el gobierno cuántos funcionarios públicos tienen escoltas? ¿Cuánto le cuesta a la Nación ese privilegio otorgado a  dedo a algunos beneficiados?  También caben preguntas más de fondo, sobre la capacitación de la función del escolta, si realmente es una medida adecuada de seguridad y analizar el hecho de que en el 88 % de los casos de escoltas asesinados, el hecho ocurrió cuando no estaban en servicio…

Otro tema, que merece tratamiento aparte, es la asignación de armas de fuego a civiles y particulares que se ha hecho en los últimos años. Igualmente, como ha crecido de forma exponencial el número de funcionarios policiales o militares asignados a la protección de altas autoridades. Tal como se hizo en 1999 sería interesante que se publicaran listas de las personas que tienen escoltas o armas asignadas.

Pero la multiplicación de los escoltas oficiales es un reconocimiento tácito al fracaso del chavismo en materia de seguridad ciudadana. El gobierno no ha podido cumplir con su responsabilidad fundamental de mejorar la seguridad de la gente, del ciudadano común, ni asegurar la preservación de Derechos Humanos fundamentales, como lo son el Derecho a la Vida, a las propiedades, a vivir libre de miedo; pero le asigna escoltas a una minoría de privilegiados… Y todo esto ocurre en un gobierno que se proclama socialista y muy lejos de las intenciones de esas primeras medidas del gobierno chavista de 1999…

marcostarre@gmail.com

@marcostarre