• Caracas (Venezuela)

Editorial

Al instante

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No es por tratarse del Día de todos los Muertos que en Miraflores están asustados. Tampoco es que haya ocurrido un siniestro, pero podría decirse que en el 23 hay fuego. Para ser más exactos, lo que está pasando y va a pasar en zonas rojitas como el 23 de Enero, San Juan, Santa Teresa, Catedral  y Altagracia tiene al gobierno asustado e inventando toda clase de amenazas.

Cuando las encuestas no les favorecen, o no las pagan ellos, que es lo mismo, aseguran que son números maquillados por la oposición. Y aquí además se aplica perfectamente el dicho de que cada ladrón juzga por su condición. Pero la empresa Datanálisis acaba de hacer públicos los números obtenidos en un sondeo realizado en el circuito 2 de Caracas en octubre. La primera pregunta “Por qué tarjeta votarán en las parlamentarias de diciembre” obtuvo un resultado calificado como inédito por el periodista de El Nacional Álex Vásquez: 34,1% afirma que apoyará a la MUD y 26% al PSUV. La diferencia a favor de la alianza opositora es de un poquito más de 8 puntos, cosa que no ha sucedido nunca, por eso el adjetivo usado por el reportero. En esa zona tradicionalmente ha ganado el chavismo con un promedio de 9,24 puntos.

Esto explica en parte esa histeria en el alto gobierno que los ha puesto a vociferar cosas que ya nadie se cree. Que va a venir el caos si gana la oposición el 6 de diciembre, que si el 7-D el “pueblo” va a salir a las calles a defender la revolución. No entienden que ya la gente tiene claro que lo que quieren es que defiendan sus privilegios, sus maletas de dólares, sus camionetotas, sus jets privados, sus yates.

Las diferencias son elocuentes entre lo que ha pasado hasta ahora en los eventos electorales y lo que está por pasar. No importa el empate técnico que resulta si el encuestador pregunta por candidatos en específico. Lo que importa es que cuando se sondea por los aspirantes del circuito 2 asociados  con las tarjetas de los partidos que los respaldan, la diferencia es de 20 puntos a favor de la Unidad. Eso debe doler. Es como ver un espanto, y no precisamente el que sale del Cuartel de la Montaña, sino uno que asusta porque lo que trae en la bolsa es una verdad lapidaria: el PSUV está perdido entre su propia gente.

Estos resultados se están replicando en diferentes encuestas hechas en sitios del país que tradicionalmente votaban por los candidatos rojos. Ahora, lo que deben leer los de la oposición es la cantidad de gente que dice que aún no sabe por cuál candidato votará, porque los números son bastante grandes. Más de 24% responde que no sabe por quién sufragará, así que hay todavía mucho trabajo que hacer.

Lo que sí debe alegrarnos a todos como país es que, al menos en el circuito 2 de la capital, 85,4%  afirma que saldrá el domingo 6 de diciembre a votar. Indudablemente, hay muchos motivos para hacer una cola ese día, y no porque vayan a repartir bolsas de comida, sino porque de ello depende el retorno de la patria al camino democrático.