• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

Un pajarito triunfante

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mucho lo intentó el comandante difunto durante su largo y hablachento mandato. Con igual ahínco lo intenta cada día el sucesor y aprieta el alicate para cercenar la libertad de expresión y de información, que es un derecho claramente establecido en la Constitución Nacional.

La denuncia no solo la hace este periódico sino también la Sociedad Interamericana de Prensa, que insiste rotundamente en alertar a la comunidad internacional sobre la desaparición de muchos medios impresos y la persecución de periodistas, twiteros y directivos de páginas web.

Pero la información siempre tiene por donde colarse, y el venezolano busca la manera de saber lo que está sucediendo en su país y el resto del mundo, aunque el señor Maduro se empeñe en levantar un muro de silencio y de sombras. Hoy la estrategia para lograr la hegemonía comunicacional se refleja en el creciente número de medios de todo tipo y formato inclinados vergonzosamente ante la línea informativa favorable al oficialismo.

¿Y por qué decimos que la noticia tiene por donde colarse y llegar al lector? Porque recientemente el Twitter de El Nacional alcanzó los 3 millones de seguidores, lo que quiere decir que el trabajo arduo y responsable de este medio se multiplica y viaja por las redes.

Tiene razón el gobierno cuando dice temerle a las redes sociales. En muchas otras latitudes se han convertido en verdaderas fuentes de movilización, porque la información, la noticia que se difunde con responsabilidad, certera, precisa y apegada a los hechos tiene la virtud de destapar las mentiras y hacer luz donde el gobierno quiere que reinen las sombras. En la nueva era, Internet es uno de los vehículos más expeditos para el periodismo porque permite transitar por muchos canales alternativos con urgencia y multiplicidad.

En el caso particular de Venezuela, el acoso que tiene el gobierno a los medios impresos que dicen la verdad, que practican el periodismo y no se venden al oficialismo, ha dado como resultado que muchos dejen de circular y emigren a la Web. En las próximas semanas, diarios del interior de trayectoria y prestigio desaparecerán de las calles porque no tienen divisas para comprar papel.

Ha sido difícil resistir el embate de un régimen que con empeño digno de un sicario ha invertido tanto en provocar la muerte de la prensa. Es por eso que la noticia de los 3 millones de seguidores es tan importante para los venezolanos.

También lo es que la página Alexa.com (que provee información sobre tráfico en las páginas web y establece un ranking) haya registrado más de 10.300.000 visitas mensuales a el-nacional.com y 29 millones de páginas vistas.

Desde El Nacional nos hemos preparado para resistir los embates del autoritarismo, el militarismo y la corrupción porque entendemos que nuestra misión es buscar y llevar la noticia a los venezolanos donde quiera que ellos estén. Seguiremos en las calles como siempre, pero continuaremos avanzando en las redes donde ya nos posicionamos como punto de referencia.