• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

La doble inhabilitación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde esta tribuna, durante años hemos insistido en la necesidad de construir una  amplia unidad nacional para enfrentar al régimen; reconociendo los aciertos y logros de su dirigencia. Consideramos que es también nuestro deber señalar con igual firmeza los errores que se cometen, con el ánimo de contribuir a su rectificación. Esta semana han cometido uno muy grave.

La desesperación del régimen de cara a las elecciones parlamentarias es evidente. La ventaja que lleva la oposición crece cada día a medida que se agrava la crisis económica y social. Por ello están dispuestos a hacer todas las trampas conocidas y sacar del juego a varios de los líderes más relevantes para dividir a la oposición y desmoralizar a los electores.

La MUD debe fortalecer los vínculos entre los partidos y los líderes nacionales y defenderse sin mezquindades. Esto no lo hicieron con María Corina Machado, una de las principales líderes de la oposición y quien obtuvo el mayor número de votos en las pasadas elecciones parlamentarias. A los demás inhabilitados se les permitió que eligieran a su sustituto, pero la MUD no aceptó a Isabel Pereira a quien Machado propuso para ocupar su lugar.

No solo es una injusticia hacia María Corina y su partido Vente Venezuela, sino que es una bofetada a quienes recibieron con entusiasmo la inclusión de la doctora Pereira.

María Corina Machado fue tajante: “el régimen inhabilitó mi nombre, ahora la MUD inhabilita mi voz. Es  una agresión no sólo a nosotras, también a los electores que hace 5 años me eligieron y que ante la brutal y arbitraria expulsión que sufrí por parte de Diosdado Cabello, ansiaban reivindicar su voluntad llevándome de nuevo a la Asamblea Nacional.”

Ante la forma como la MUD tomó esta decisión, ofreciéndole un espacio como suplente a la doctora Pereira, ella contestó: “la unidad no es patrimonio de unos cuantos partidos, es una aspiración de toda la sociedad venezolana. Yo acepté ser la voz de María Corina en la AN, no busco cargos, ni acepto cambalaches”.

El régimen quería que María Corina y su partido insistieran en ejercer su derecho, e inscribieran a Isabel Pereira por fuera de la unidad. La MUD hubiese querido que concedieran en silencio y “disciplinadamente” ocuparan otros espacios como premio de consolación. Estas dos mujeres le dijeron al país: No dividiremos la unidad y tampoco aceptamos cambalaches; agregando que jamás tomarían los espacios que le corresponden a Copei, los cuales ahora se reparten varios partidos. Estas dos mujeres agregaron que continuarán trabajando por la victoria unitaria el 6 de diciembre.

Venezuela no perdonaría a la dirigencia opositora desperdiciar la oportunidad de propinarle una monumental derrota al régimen en las elecciones parlamentarias. Pero esas elecciones se comienzan a ganar desde hoy, asumiendo los errores, reflexionando y corrigiendo. Sería un suicidio no aprovechar el liderazgo de María Corina y también el de Isabel. “No es un tema de cuotas sino de principios”, la MUD debe entenderlo.