• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

Se desbordó la cloaca

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La información ha causado generalizada alarma, después de su publicación por 45 impresos de importancia en el mundo, encabezados por Le Monde. El periódico francés recibió la novedad del Ministerio de Hacienda de su país, y ha encargado a dos periodistas el análisis de los datos y la identificación cabal de los protagonistas del escándalo, con el objeto de aclarar un trajín que puede causar perjuicio al manejo legal de la economía en diversas latitudes.

Desde un portal identificado como #SwissLeak se destapó la olla. Según sus investigaciones, existen evidencias consistentes de la utilización del sistema bancario suizo para evasión de impuestos y para ocultamiento de capitales, en perjuicio de los países de los cuales provienen las sospechosas cantidades. #SwissLeak habla de centenares de millones de dólares, debidamente camuflados para evitar los mecanismos impositivos de diferentes naciones, pero también para encubrir ganancias provenientes de tratos ilícitos.

Los depósitos, agrega #SwissLeak, provienen en ocasiones de corporaciones privadas y oficiales que trabajan a la vista del público o representan a los gobiernos de sus respectivos países; pero también de personajes oscuros que pueden estar relacionados con actividades tan deleznables como el narcotráfico.

Pero, ¿nos incumbe esta escandalosa información que llena las páginas de la prensa internacional? El tercer país con mayor cantidad de depósitos misteriosos en la banca suiza es Venezuela, con 11,7 millardos de dólares. El inmenso caudal se ha depositado por encargo de organismos oficiales.

Los comentaristas franceses se han impresionado con la magnitud de la operación  debido a que, después de considerar el monto de la deuda venezolana, no encuentran explicación para unos depósitos realizados en medio del mayor sigilo, sin conocimiento de la ciudadanía y sin que se hayan utilizado para el alivio de las pesadas cargas del erario.

El hecho de que en la cascada internacional de depósitos aparezcan aportes procedentes de negocios sucios, especialmente del narcotráfico, también ha llamado la atención de los redactores de Le Monde. El periódico ha encargado la búsqueda de más información sobre lo que ya asoma como uno de los negocios más turbios de 2015. La urdimbre delictiva había pasado inadvertida, debido a los disfraces habituales en este tipo de manejos, pero ha topado con el ojo de la prensa europea y estadounidense.

Ahora la prensa nacional, sorprendida por un trajín realizado con fino y torvo ocultamiento, debe ponerse en el caso. Seguramente descubrirá detalles de interés para los sorprendidos ciudadanos venezolanos a quienes #SwissLeak  les revela que, presuntamente, les han birlado 11,7 millardos de dólares al país.