• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

La clase de Elías

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los dirigentes oficialistas están obsesionados por conquistar para las elecciones del 16 de diciembre a la clase media. Desde el Presidente, Elías Jaua y hasta Maripili Hernández han hecho un llamado a la clase media para que se sume a sus propuestas. Los votos de ese sector de la población son muchos y determinantes en los estados que concentran en sus centros urbanos una alta densidad de población.

Recientemente la ministro de la Juventud trataba de explicarle al ex vicepresidente y aspirante a la gobernación de Miranda, Elías Jaua, cómo la clase media era parte de la clase trabajadora, reduciendo torpemente el espectro social en dos polos excluyentes: trabajadores y burgueses explotadores.

Olvida que Jaua, según dicen, proviene de una familia cuyo ascendiente libanés poseía una productiva hacienda de cacao y era un comerciante emprendedor en Barlovento, lo cual no tiene nada de malo. Pero a los ojos de Maripili sería un burgués explotador lo cual es un insulto ridículo contra un señor que se ganaba la vida trabajando.  

La noticia en todo caso es que ahora el Gobierno se preocupa por entender a la clase media, apreciarla y querer sus votos, con la ilusión de que, a fuerza de billete, ya ha logrado fomentar un estrato medio que vive mejor y le pertenece. En cierta forma no le falta razón. Henry Ramos Allup en declaraciones a corresponsales extranjeros dijo, según DPA, que en las recientes elecciones “en las clases más pobres la oposición bajó 9% y Chávez creció 4,3% en las clases medias”.

La mala noticia para Jaua es que le resultará muy difícil conquistar a ese sector de la población mirandina. Esta clase será media pero no media tonta. Difícil borrar de la memoria que el señor Jaua hasta hace poco tuvo todos los poderes para haber demostrado lo tanto que quería a su estado natal. Su insistencia en querer rescatar Miranda es ambigua. El último delfín del presidente Chávez que gobernó ese estado hizo una gestión que pocos quieren que se rescate. Al contrario, le abrieron varios expedientes que reposan en la Fiscalía.

La clase media no se determina simplemente por sus ingresos económicos. Muchos tienen hoy ingresos inferiores a personas de los llamados sectores populares. Es visible que la mayoría de los altos funcionarios y otros muchos amigos del Gobierno viven más holgados que la mayoría de la golpeada clase media.

Gran parte de este estrato social ha sido excluida políticamente por el poder central. Basta con recordar que la mayoría de los firmantes de la famosa lista Tascón proviene de este sector. Más de dos millones de venezolanos han sido expulsados de los cargos públicos por haber expresado su opinión.

Si Jaua fuera coherente en su discurso electoral no debería olvidar que Miraflores despojó a los gobernadores del manejo de las autopistas, carreteras regionales, puertos y aeropuertos. ¿Pedirá que se los devuelvan y se enfrentará a Chávez?