• Caracas (Venezuela)

Editorial

Al instante

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Este viernes uno de los más ilustres intelectuales venezolanos de los últimos tiempos, el doctor Maduro, sorprendió a la opinión pública al refutar las opiniones que el advenedizo profesor yanqui Noam Chomsky (del que apenas se conocen algunos folletos de circulación local y ciertas apariciones en un reality show de escasa audiencia), quien se atrevió a formular en una entrevista para el diario argentino Perfil criticas sobre el rumbo de la exitosa revolución bolivariana.

Este tipo de maniobra tan propia del aparato de propaganda de la Casa Blanca tiende siempre a desinformar a los pueblos de la alianza bolivariana y por lo general busca sembrar el desaliento y fomentar la desmoralización de los sectores populares. En este sentido, el profesor Maduro, de amplia trayectoria en los principales foros internacionales y con maestrías y doctorado en la Metrobusiness University, ha considerado su deber salirle al paso a esta nueva y perversa campaña yanqui y, de paso, desenmascarar a este anciano que está al borde de la demencia senil y no tiene la menor idea sobre el exitoso proyecto ideado por el siempre eterno y celestial líder, cuyo nombre no vamos a repetir para evitar que su gloria quede manchada al aparecer al lado de un profesor tarifado como mister Chomsky.

Considera el reputado (en el estricto sentido de la palabra) doctor Maduro, investigador y analista político de larga lata, ¡perdón!, data, que el señor Chomsky no está bien informado sobre lo que sucede en Venezuela y que es “necesario invitarlo a conversar un rato”. Ya le dije, prosiguió, a nuestra mini cancillera que “es bueno conseguir el contacto de Noam Chomsky porque él es un buen hombre”. Claro que como todo ser humano, mister Chomsky puede equivocarse, ¡si hasta yo me equivoco!

Pero, según el doctor Maduro, cuando alguien va a hablar sobre Venezuela debe ser muy cuidadoso. Dicen, agrega, que por allí salió una entrevista supuestamente de él, hablando personalmente en persona con un periodista argentino que vaya usted saber a qué tendencia de la ultraderecha está afiliado. A lo mejor es un enemigo de la presidenta Cristina Kirchner, mi gran amiga que ha sido derrotada en las recientes elecciones porque su candidato no arrasó como ella creía.

Lo que sí es inaceptable es que Noam Chomsky, al referirse a la alianza bolivariana, le haya dicho al periodista Jorge Fontevecchia del diario Perfil que “la corrupción fue tan grande en Sudamérica que se desacreditaron a sí mismos y desperdiciaron grandes oportunidades”. Lo peor es que Fontevecchia afirme que Chomsky es “el mayor referente intelectual de la izquierda de Estados Unidos”. ¿A quién se le ocurre semejante idiotez?

Un intelectual gringo serio jamás hubiera afirmado que “en América Latina el modelo de Chávez ha sido destructivo. América del Sur necesita movimientos populares masivos que tomen la iniciativa para llevar a cabo un extenso cambio social”. Tiene razón el doctor Maduro cuando dice que este señor esta demasiado viejo.