• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

Trampas y votos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre las hábiles trampas y mentiras con las cuales el gobierno decidió comunicar al país que había ganado ampliamente las elecciones municipales, resalta el monólogo interpretado por Tibisay Lucena, la presidenta del Consejo Nacional Electoral, quien hizo un papelón ante las cámaras de televisión que no sólo desconcertó a los venezolanos sino que indujo a pensar que algo raro estaba pasando tras bastidores, tal era el nerviosismo que la rectora dejaba traslucir al leer los resultados de los comicios electorales.

Como la señora Lucena piensa que la radio, la televisión y la prensa y especialmente este diario, le tienen tirria a su persona, vamos a citar en nuestro auxilio a un miembro del Consejo Nacional Electoral, el rector Vicente Díaz, conocido como un hombre serio, honesto y respetable que, por jugarretas extrañas del destino, le tocó ser en el CNE la oveja que los lobos rodean y asedian.

El rector Vicente Díaz en declaraciones a la agencia internacional de noticias Efe afirmó que la señora Lucena “incurrió en una tremendura (travesura) al presentar los resultados de las votaciones”. Para el rector Díaz el hecho de que Lucena “señalara un resultado nacional fue una tremendura, porque no se trató de una elección nacional sino de 335 elecciones individuales”.
Vaya, vaya… hay que ver las cosas extrañas que suceden en esta república bolivariana, que se comporta como Jalisco, que nunca pierde y si pierde arrebata. Con esa “ayudadita” del máximo organismo electoral ningún gobierno puede perder las elecciones. Y lo peor de todo es que en algunas alcaldías y concejos municipales los rojo rojitos cantaron ¡fraude! ¡fraude! y hasta intentaron quemar las sedes de aquellas alcaldías en las que, a pesar de la ayudadita, no consiguieron la mayoría.

En su denuncia el rector Vicente Díaz va más allá y señala que entre otras irregularidades estuvo la de que “la presidenta del CNE diera unas cifras que no estaba pautado que se iban a dar”. Imagínese usted señor votante la dura batalla que tuvo que darse para que la oposición lograra las altas cifras que, hasta ahora, se le han reconocido. Sacando cuenta y por la medida chiquita, el triunfo electoral debe haber sido de marca mayor para que ni siquiera la gran mano peluda oficialista pudiera escamotear arteramente la voluntad popular.
El rector Vicente Díaz le insistió a la agencia Efe que lo anunciado como resultados nacionales “ni siquiera son cifras que el CNE contabilice, porque el sistema nuestro (refleja) lo que aparece en la página web y allí se señala los votos en cada uno de los 335 municipios, sin un total nacional”.
Díaz aclaró firmemente “que solo el PSUV y la MUD tienen presencia nacional, ya que varias decenas de otros partidos son únicamente locales. Todo el que diga que se adjudica el triunfo por el número de votos está mintiendo”.