• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

Temor y petición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En declaraciones para el diario español ABC, el obispo de Coro, monseñor Roberto Lückert, observa cosas extrañas en los estados de excepción impuestos por Maduro en las entidades fronterizas. Considera que, antes que un movimiento de control de delitos y desmanes en esas pobladas jurisdicciones, el régimen prepara el escenario para evitar el desarrollo de las elecciones parlamentarias, o para conducirlas por camino torcido.

“El régimen totalitario que tenemos en Venezuela es capaz de suspender las elecciones del próximo 6 de diciembre. Los estados de excepción son un tubo de ensayo para ver cómo condicionar las elecciones e incluso suspenderlas”. Tales son, fielmente y sin recorte, las declaraciones del prelado. ¿Está delirando un conocido pastor que hasta ahora se ha caracterizado por la lucidez? ¿Pronostica maniobras insensatas y oscuras que jamás sucederán?

Desde luego, monseñor Roberto Lückert no presenta pruebas en torno a las razones de su alarma porque esa no es su misión, solo pone a funcionar de forma preventiva una nariz que habitualmente ha acertado en el descubrimiento de pestilencias. Pero sucede que simultáneamente, desde Bogotá, Jorge Quiroga, ex presidente de Bolivia, hace una solicitud en el mismo sentido a Brasil que, en el fondo, avala los temores del conocido y tenaz sacerdote.

El ex presidente Jorge Quiroga va directo al grano y hace un pedido concreto a la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, para que encabece una petición de observación internacional en las referidas elecciones parlamentarias pautadas para el cercano 6 de diciembre.

Como esas elecciones son fundamentales para el destino de la democracia en Venezuela y su preparación está rodeada de sospechas, el ex presidente Quiroga acude a un país que considera fundamental para que no ocurran en diciembre, llevadas a cabo por el régimen, las trampas, los chanchullos y las presiones que ya se pronostican. “Brasil es el líder de la comunidad hemisférica, el hermano mayor, y debe tomar una posición clara”, afirmó el ex presidente boliviano.

Es evidente que coincide con los temores del obispo de Coro, aunque cuando el ex presidente Quiroga habló del tema desconocía lo que monseñor Lückert ya había opinado sobre el mismo asunto al periódico español ABC.

Quiroga hablaba desde Bogotá, acompañado por los ex presidentes colombianos César Gaviria y Andrés Pastrana, quienes también se unieron a la petición y manifestaron su angustia por las presiones del oficialismo venezolano y por la parcialidad del CNE frente a los venideros sufragios. Además, anunciaron que otros ex mandatarios latinoamericanos coinciden en la apreciación. Algo huele mal desde ahora en torno a las parlamentarias decembrinas, por lo tanto.

De momento, conviene no perder de vista lo dicho por el obispo sobre los estados de excepción. ¿Realmente atienden problemas de soberanía nacional y de seguridad fronteriza, realmente cumplen la misión de combatir el contrabando, o llevan en la mochila un gato encerrado electoral?