• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

Secuestro “inventado”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En principio fue solamente un rumor, de esos que salen probablemente de los laboratorios cubanos, y lanzado a la calle con la malsana intención de confundir a la opinión pública. Lo cierto es que todavía no se miden las reales consecuencias de ese alboroto creado por una mujer, a la que le pagaron para decir que habían secuestrado a su hijo. La mujer está detenida, aunque nadie sabe la suma cancelada a la hora de contratarla y si se la pagaron a dólar libre.

El alcalde opositor Carlos Ocariz y el publicista J. J. Rendón, que vive en Estados Unidos, son algunos de los señalados por el oficialismo de estar detrás de esta “guerra psicológica”.

Esta “nueva guerra”, como la calificó inmediatamente el experto presidente Maduro, no llegó ni a pelea de borrachos en un bar. Como lo pudieron comprobar los periodistas que acudieron al sitio de la manifestación callejera, lo que había allí era un grupo muy reducido de señoras del sector popular que gritaba consignas, a cual más disparatada, sobre una banda que robaba niños. El show tenía el sello desaliñado y despelotado del chavismo. 

A Maduro se le olvidó comentar que las madres ya están completamente al borde, y no precisamente por la ola de rumores. Lo que mortifica a los padres es la falta de de noticias ciertas y profesionalmente trabajadas, es decir, información veraz. Maduro,  se ha dedicado a impedir que la gente se entere de lo que pasa en la calle. Afortunadamente, además de las redes sociales, a las que tanto teme, todavía existen medios valientes.

El 20 de marzo de 2015, El Nacional publicó que en las primeras 11 semanas de 2015 tanto la Guardia Nacional Bolivariana como el Cicpc recibieron denuncias de 73 secuestros. En particular, el de un niño de 11 años de edad que fue plagiado en Zaraza y que regresó con sus padres a los tres días, después de que la familia logró reunir la suma millonaria que le pidieron los plagiarios.

De esos 73 secuestros, 11 eran menores de edad, de acuerdo con cifras aportadas a El Nacional por el criminalista Fermín Mármol García. Mármol comentaba en un programa de radio que los plagios de estos niños, en su mayoría, eran realizados bajo la modalidad exprés, es decir, esperan a los padres en las entradas de sus casas y se llevan a los muchachos con carro incluido. Algunas familias denuncian estos delitos y a otras no les queda más remedio que pagar.

Como puede verse, estas cifras y esta nota fueron escritas en una fecha que coincide con la ola de rumores que comenzó alrededor del 25 de marzo, pero cuyo origen es fácilmente comprobable.

La estadística señala que está aumentando el número de plagios en 2015, y preocupa que los esfuerzos se centren en contener y “regular” las redes sociales, en vez de desmantelar las bandas de criminales que se dedican a secuestrar a los ciudadanos.

A la luz de todo esto lo que queda es concluir que la famosa guerra psicológica provino del mismo gobierno, y que Nicolás debería ocuparse de combatir el hampa y no a mentir.