• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

Presidente informado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El vicepresidente Nicolás Maduro dijo ayer a los medios de comunicación que el mandatario nacional, Hugo Chávez, “se encuentra bien, consciente e informado de lo que ocurre en Venezuela”. Agregó que “ya se le dio el reporte de la victoria del domingo pasado y ha expresado una gran felicidad y un agradecimiento profundo a todo el pueblo”. Enhorabuena pues, porque la verdad es que mientras el Presidente está informado y al día de lo que sucede aquí, los venezolanos sabemos cada vez menos sobre la gravedad del jefe del Estado y desconocemos los detalles fundamentales sobre su enfermedad.

Hasta ahora, chavistas y opositores de a pie sólo tienen acceso a boletines oficiales que poco dicen y mucho ocultan sobre la naturaleza del cáncer que el mismo mandatario ha confesado que padece. Tampoco hay una voz médica o un detallado informe profesional que satisfaga las incertidumbres que rodean este y los otros viajes del Presidente a Cuba para someterse a operaciones, radio y quimioterapias, etcétera.

 La burocracia y el propio PSUV parecen olvidarse de que a todos los ciudadanos les preocupa el futuro del país y que ese porvenir está centrado en la figura del jefe del Estado desde hace casi quince años. No se puede borrar esa presencia con algunos minúsculos boletines de prensa o declaraciones dadas fuera de tiempo, a cuentagotas: la nación entera exige más confianza en la madurez del sistema de gobierno y en su capacidad real de mantener la estabilidad por encima de cualquier emergencia.

De forma que no se trata de seguir con esa política de ocultar las cosas, de negar hechos que de alguna forma se filtran a la opinión pública por las redes sociales y terminan siendo más acertados y significativos que las medias verdades que tanto el vicepresidente como sus ministros le comunican a la población. No se puede olvidar que en unos pocos días el presidente Chávez debe volver y tomar posesión como mandatario reelecto.

Siguiendo las declaraciones del vicepresidente y de su ministro de Información, todo apunta a que las operaciones quirúrgicas a que ha sido sometido el mandatario en La Habana y las complicaciones posteriores, hacen que el 10 de enero de 2013 sea una fecha tan próxima que induce a pensar, en el mejor de los escenarios, que significará un gran sacrificio pedirle que se someta a los rigores que impone la Constitución y el largo protocolo que ello significa.

El vicepresidente Maduro no se paró en mientes ayer cuando afirmó que el mandatario nacional está luchando “por su vida, por su salud”, y no queda la menor duda de que Chávez no se va a rendir en estas circunstancias aciagas. Pero cuando Maduro revela que “la infección respiratoria diagnosticada sigue siendo tratada y controlada por el equipo médico mediante una rigurosa y constante metodología de seguimiento”, la gente se pregunta si logrará rehabilitarse a tiempo para asumir la conducción del país.