• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

¿En qué anda Diosdado?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mientras Nicolás Maduro se ocupó desde la segunda quincena del año de quitar y nombrar nuevos ministros (29 para ser más precisos), y 107 viceministros, además de lanzar la primera bola en la Serie del Caribe donde fue abucheado, todo el mundo se pregunta en qué anda el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.
No es precisamente cumpliendo con sus deberes en el Parlamento. El año pasado el trabajo fue escaso y muchas de las cuestiones fundamentales se quedaron en el tintero. Para colmo, con la Habilitante las leyes ya vienen listas desde Miraflores.
Pero de pronto el diputado Cabello se aparece en el Zulia como si fuera el jefe de las fuerzas armadas y se pone a cortar cabezas por aquí y por allá, sin gallo que le cante en el corral, como si en el gabinete de Nicolás Maduro no existiese una ministra de la Defensa, ni generales ni almirantes activos que deben ocuparse de todo los referido al mando y control de la Fuerza Armada.
¿Cómo es eso que el diputado Cabello (recién ascendido a capitán) manda más que todos los comandantes de las fuerzas armadas, quienes han llegado a esos puestos de comando y dirección gracias a sus esfuerzos, su disciplina militar, sus estudios, su lealtad a la república? De golpe y porrazo son removidos de sus cargos y trasladados a otros destinos sin que exista o se conozca públicamente alguna investigación.
Lo peor es que el diputado Cabello comete el gravísimo error de incursionar indebidamente en el Zulia cuando allí está planteado un enorme y preocupante problema de contrabando que ha conmocionado a la opinión pública tanto de Venezuela como de Colombia. De más está decir que en muchas publicaciones han mencionado y tratado de implicar a altos oficiales como cómplices de estos delitos sin haber colocado sobre la mesa pruebas rotundas contra estos oficiales, cuya reputación está ahora más expuesta que nunca a cualquier malsana especulación.
A cualquier malintencionado se le puede ocurrir que estos oficiales desplazados de sus cargos tienen algo que ver con la trama del contrabando de alimentos y gasolina hacia Colombia, porque resulta difícil imaginar que el presidente de la Asamblea Nacional fue hasta el Zulia con la intención de visitar y pasar un rato con el gobernador Arias Cárdenas.
Para enredar más las cosas, el capitán Cabello a su regreso del Zulia le advirtió a sus compañeros de armas que no pueden “separarse del pueblo y aliarse con la burguesía”. Y le aconsejó a la FAN que no ande “con cosas raras” y que los militares “deben estar unidos de verdad, sin chismes ni zancadillas”.
Ahora bien, ¿cuál es el trompo enrollado que carga en sus bolsillos el capitán Cabello? ¿Existe algo que atente contra la estabilidad del régimen? ¿Por qué no le habla al país de frente y con la verdad por delante? ¿O es que ahora en la FAN están de moda las adivinanzas?