• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

Bachaqueando votos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Circunscripciones rojitas

La noticia fue divulgada por un periodista ducho en la materia, Eugenio Martínez, familiarizado con asuntos electorales y con los trajines de la AN. El proyecto llegó a sus manos y no tardó en ofrecerlo a los lectores. El periodista no hace comentarios malévolos en su crónica, pero suelta suficiente gasolina para que encendamos el motor y comencemos a pensar mal en relación con los preparativos de la elección parlamentaria que, se supone, debe suceder algún día del presente año.

Los técnicos electorales del PSUV, de acuerdo con los papeles que cayeron en las manos del periodista, han elaborado un proyecto que pretende la disminución de la cantidad de diputados que se escogen en circuitos en los cuales tradicionalmente gana la oposición.

A su vez, los habilidosos proponentes aconsejan el aumento del número de diputados que se elijan en circuitos en los cuales ha sido habitual el triunfo del oficialismo. La propuesta llegará en breve ante los rectores del CNE, para que resuelvan de acuerdo con su “ilustrado y equilibrado parecer” después de que lo revisen, también desde su mesurada y desinteresada opinión, los diputados del oficialismo.

¿Cuál es el fundamento de la propuesta? La consideración del número de diputados, partiendo del número de habitantes de cada circunscripción. A más habitantes más diputados, o viceversa, partiendo de la Ley de Circunscripciones Electorales. Hasta aquí todo parece impecable, pero de donde menos se espera salta la liebre. Los índices poblacionales del INE han descubierto la disminución de pobladores en Baruta y Chacao, por ejemplo, mientras advierten la multiplicación de ciudadanos dispuestos para votar en jurisdicciones como los Valles del Tuy.

En las primeras ha ganado siempre la oposición, mientras que en los otros se ha impuesto el oficialismo. Interesante vaivén, insólitas disminuciones y elocuentes multiplicaciones que ahora revela el INE, y que se pueden usar para fines de manipulación electoral en circunstancias tan apretadas para el gobierno que, sin forzar la barra, predicen una orientación de los votantes hacia las candidaturas opuestas a la corrupta gestión del madurismo.

Pero la bola pica y se extiende: en el documento de marras los proponentes del PSUV aconsejan el aumento del número de diputados que integren en adelante la AN: en lugar de 165, deberán elegirse 167 diputados.

Antes de provocar las mudanzas sugeridas, el proyecto alimenta las preguntas y las suspicacias, si no quiere uno pecar por idiota. En principio sobre las cifras del INE, que convierten a lugares como Chacao, Baruta y El Hatillo en pueblos fantasmas, mientras advierten explosiones de gente en los municipios del Tuy. Después, sobre las intenciones de los técnicos del PSUV que, mientras no existan argumentos sólidos en contra, solo quieren arrimar la brasa hacia su podrida sardina.

Ya la noticia está en la calle, gracias al trabajo de un periodista acucioso. Falta saber si los partidos reunidos en la MUD se dejarán pasar ese strike.