• Caracas (Venezuela)

EDITORIAL

Al instante

Alcaldías cruciales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todos los lugares para el ejercicio del poder a través de la representación ciudadana son importantes. Cuando se buscan la eficiencia y la honradez en el manejo de los asuntos de la comunidad no se hacen distinciones. Se requieren por igual en la ciudad más importante y en las poblaciones más modestas, sin que tenga sentido ponerse a destacar la importancia del voto en la primera mientras se subestima el sufragio en el caso de las segundas.

La relevancia de la administración regional y la importancia del trabajo municipal no admiten escalafón, porque forman parte fundamental de la estructura republicana en la instancia más cercana a la gente sencilla. Sin embargo, se da el caso de ubicaciones emblemáticas sobre las cuales conviene insistir sin perjuicio de las otras.

¿Cuáles son esas ubicaciones? Aquellas en las cuales tiene colocada la vista la mayoría de los venezolanos porque en el pasado fueron objeto de importantes disputas, o porque se han convertido en bastiones de una bandería determinada que se aferra a su control y hace lo que puede por mantenerlas, o porque presenta candidatos que rebasan la expectativa local, o porque los partidos que buscan los votos se han empeñado en concederles relevancia a escala nacional, o porque pueden indicar el rumbo de la política en el futuro próximo.

Estos y otros factores las hacen especialmente llamativas, tanto que la victoria o la derrota en ese escenario puede convertirse en un suceso capaz de impactar al resto de la sociedad. Ganar o perder esas alcaldías, tener o no tener el control de esas municipalidades, puede influir más de lo que uno en principio se imagina.

De allí la necesidad de pensar en las consecuencias de lo que con ellas suceda en las elecciones del próximo domingo, y la alternativa de llamar a votos masivos y contundentes gracias a los cuales se pueda sustentar con mayor solidez el juego político del venidero año.

Se juega mucho en esas localidades tan llamativas, tan disputadas. Los partidos han propuesto a sus mejores hombres como candidatos, o nominaciones capaces de provocar apoyos y rechazos a través de las que se registran conductas de trascendencia nacional.

No significan únicamente el éxito o el fracaso de una tendencia determinada, sino especialmente el lanzamiento de señales elocuentes que iluminarán u oscurecerán sucesos cuya trascendencia no se puede escatimar en el presente.

Votar es importante. Desde aquí se llama a votar en todas partes porque en todas se libra una batalla de indiscutible importancia para la república, pero la reflexión en torno a instancias y localidades que destacan por lo que tienen de simbolismo, o por el mensaje que le pueden trasmitir al futuro, permite insistir en la necesidad de actuar en ellas con seriedad y compromiso especiales. En ellas no solo se echa la suerte de una alcaldía y del sillón de unos munícipes, sino valores y planes de mayor envergadura.