• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Mario Guillermo Massone

El dúo tiránico y la oposición

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El dúo tiránico Diosdado-Nicolás, de vez en cuando le dan a la oposición el empujoncito que nos faltaba.

Con la detención de nuestro alcalde metropolitano Antonio Ledezma, a quien violaron la inmunidad y el proceso legal del antejuicio de mérito, ellos mismos terminaron de internacionalizar el problema venezolano. Los ojos del mundo están sobre él, Leopoldo López, María Corina Machado, Julio Borges, los estudiantes y el resto de los presos y perseguidos políticos.

Además, este inefable dúo nos ayudo a fijar las primarias de la oposición. El diputado del convaleciente totalitarismo Carreño anunció ayer que irán a la Fiscalía a pedir el antejuicio de mérito en contra de Julio Borges para allanar su inmunidad parlamentaria. La estrategia del dúo de decapitar a nuestros dirigentes políticos produjo el efecto contrario. Este sábado en el comité político de Primero Justicia Borges fue claro. Le dijo al partido que no pueden perder su misión, que no es otra que construir mayoría y ganar las elecciones parlamentarias. Categóricamente pidió que no se debe perder el escaso y valioso tiempo en defenderlo. Ledezma nos envió el mismo mensaje. ¡Elecciones!

Todos debemos tener como fin las elecciones parlamentarias. Más cuando las acciones del dúo tiránico nos están favoreciendo en lo interno y en lo externo. Nos han ayudado a la cohesión. Todo fluye y confluye en nuestro beneficio.

Es la hora de repotenciar la MUD. María Corina tendrá un papel estelar en que esto se realice. Voluntad Popular también.

Nosotros los ciudadanos de a pie también tenemos una responsabilidad y es hora de cumplir. No más intrigas. Debemos apoyar tanto a Henrique Capriles como a Leopoldo, tanto a Ledezma como a Julio y María Corina. Y sobre todo, debemos comenzar por creernos que podemos y vamos a ganar las elecciones, aún con los obstáculos y desventajas que todos conocemos.

La mayoría ya la tenemos. Es un hecho metafísico. Ahora nos corresponde capitalizar. Capitalizar el descontento. Capitalizar nuestra fuerza propia. Capitalizar que más que oposición, somos la solución para reconstruir a Venezuela de las ruinas en las que el dúo tiránico y sus secuaces nos dejaron.

La historia presente nos llama. Estamos notificados con aviso y sin protesto. Serán juzgadas por la historia si ocurriere que alguna de las personalidades se dejare arrastrar por las razones que fueren y no terminara de consolidar la coalición para ir unidos y con todas nuestras fuerzas a ganar las elecciones parlamentarias. ¡Elecciones!