• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Ismael Cala

¿Cómo y cuánto dormimos?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mi próximo libro, titulado El secreto del bambú, resalta lo positivo de la tecnología cuando tenemos el tino de ponerla en función del bienestar; pero a la vez alerta sobre lo dañina que puede resultar si permitimos que nos convierta en personas dependientes. Esa nocividad corre sus cortinas en los terrenos espiritual, físico y psicológico. 

Un estudio conjunto de varias universidades demuestra que hoy dormimos mucho menos que hace 40 años. Hay quienes afirman que incluso 25% menos. La cifra es alarmante, teniendo en cuenta la importancia capital que tiene el descanso generado por las horas de sueño. 

Es aún más lamentable cuando comprobamos que el déficit de sueño golpea, sobre todo, a jóvenes y adolescentes, por cuanto son los que dedican más horas a trajinar con equipos electrónicos: juegos, celulares, tabletas, computadores y televisores, entre otros. 

Además de la reducción de las horas de descanso, que tanto limita el desarrollo social e intelectual, el cerebro se excita cuando fijamos la vista en una pantalla, en especial antes de dormir. La luz proyectada altera la producción de melatonina, la hormona que posibilita el sueño, y nos convertimos en seres propensos al insomnio, al estrés y a la depresión, males pandémicos en la época moderna. 

¡Quedarnos dormidos frente al televisor no significa que sea una buena idea verlo antes de dormir! Emil de Girardin, periodista y político francés del siglo XIX, deja sentado que "exagerar la fuerza significa descubrir la debilidad". Cuando exageramos el uso de la tecnología, transformamos la bella e inmensa creación humana, en un instrumento pernicioso, damos fe de su costal negativo, trocamos grandeza en torpeza. 

Si queremos hacer algo provechoso antes de dormir, reflexionemos, meditemos y leamos un libro. La glándula pineal trabaja estable, la melatonina fluye como es debido y el descanso nos preparara para, a la mañana siguiente, volver a dar gracias a Dios por concedernos otro día para soñar y crear.

WWW.ISMAELCALA.COM