• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Richard Blanco

El diputado de Caracas le escribe al general

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El pasado 5 de julio se cumplieron 203 años de la Declaración de la Independencia de Venezuela. En esta histórica fecha para el año de 1811, 43 diputados del Primer Congreso Nacional de Venezuela participaron en un documento en el que 7 provincias pertenecientes a la Capitanía General de Venezuela se reunieron en la capilla Santa Rosa de Lima, frente a la plaza Bolívar de Caracas, para declarar la emancipación de la Corona de España, estableciendo una nueva nación basada en principios republicanos y federales; aboliendo para siempre la monarquía, reconociendo los valores de la igualdad para los ciudadanos; la prohibición de la censura y la libertad de expresión. También se consagró en este documento tan importante en la historia de la patria, la independencia absoluta y se opone radicalmente a prácticas políticas, culturales y sociales que habían existido durante 300 años en la América española.

Siete provincias debatieron sus razones para esta opción: Caracas, Cumaná, Barinas, Margarita, Barcelona, Mérida y Trujillo. El acta elaborada por Juan Germán Roscio y Francisco Isnardi fue aprobada el día 7 de julio de 1811 por todos los diputados con la excepción del padre Juan Vicente Maya, representante de La Grita. Poco a poco la fueron firmando los congresistas de la época siendo la última rúbrica el 18 de agosto. Es por esto que al referirse a la efeméride del 5 de julio no debe decirse “día de la firma del Acta de la Independencia”, porque no es una afirmación correcta, ese día fue realmente la declaración de la Independencia de Venezuela.

El jueves 3 de julio de 2013, el entonces ministro de la Defensa venezolana, Diego Molero, dijo que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) es “antiimperialista, socialista y chavista” y además lanzó esta perlita: “Los militares venezolanos estamos dispuestos a luchar para que se cumplan los preceptos que dejó el comandate Hugo Chávez, fallecido el día martes… Quiero ratificar nuevamente que la FAN es bolivariana, revolucionaria, antiimperialista, socialista y chavista”, esto fue pronunciado dos veces en alta e inteligible voz en la Academia Militar de Venezuela en un mismo discurso.

El pasado 5 de julio en la sede del Palacio Legislativo Nacional el general Vladimir Padrino López, jefe del Comando Estratégico Operacional de la FANB, asumiendo para sí los “supuestos” pensamientos de todos los militares de nuestro país pronunció para asombro de quienes creemos firmemente en la democracia la siguiente cita: “La Fuerza Armada es amante de la paz. Esta Fuerza Armada es chavista. Chávez no es una partido político, no es una entelequia; Chávez es una doctrina militar política y económica”.

Menciono parte de la historia que nos remonta  al año 1811 para refrescarle a mis lectores tan importante manifiesto independentista y cité también solo dos párrafos, uno de Diego Molero y el otro de Padrino López que me avergonzaron como venezolano respetuoso de la Constitución, las leyes de la república y de los hombres y mujeres militares institucionales quienes tienen mi respeto y reconocimiento, pero no puedo dejar pasar por alto la violación del artículo 328 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la cual establece que “la Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y la soberanía de la nación”. ¿Sabrán el general Molero y el general Padrino López qué es libertad?

La libertad, generales, es la capacidad de la conciencia para pensar y hacer sobre nuestra propia voluntad. La libertad, generales, se disfruta en las naciones bien gobernadas siempre y cuando no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres. Usted, Padrino López, este 5 de julio de 2014 violó la carta magna; usted general, exaltó el culto a la personalidad del expresidente Hugo Chávez, quien nos dejó como herencia un gran desastre en nuestro país incluyendo al actual mandatario del Palacio de Misia Jacinta; nos dejó, general, presos políticos, perseguidos y exiliados; han sido imputados más de 3.500 estudiantes que son el futuro de nuestra patria sin que hayan cometido delito alguno. Usted, quien ostenta el cargo de jefe del Comando Estratégico Operacional de la FANB, ¿sabe qué es independencia? Independencia, general, no es más que la situación de un país que no se encuentre sometido a la autoridad de otro. Pero, usted sabe, general, que lamentablemente en Venezuela nuestra Fuerza Armada –y para el malestar de la mayoría de sus componentes y militares– está infiltrada por cubanos, lo mismo sucede con los ministerios e institutos autónomos. ¿Usted sabe, general, qué es soberanía? Soberanía, general, es el derecho que tiene el pueblo de elegir a sus gobernantes, sus leyes y hacer respetar su territorio. Yo le pregunto entonces, señor Padrino López, jefe del Comando Estratégico Operacional de la FANB, y le pido una respuesta: ¿Hay soberanía en nuestra patria? La respuesta usted la conoce y la mayoría del pueblo la grita a diario: ¡No la hay!

Me dirijo a usted, general, y a los uniformados de la patria que quieran participar de la política como instrumento para canalizar las inquietudes de un pueblo que pide a gritos se resuelvan sus problemas para tener más y mejor calidad de vida, así como optar por la opción a ser alcalde, diputado, concejal o cualquier otro cargo de elección popular, pues, les recomiendo que cuelguen sus uniformes y visiten los barrios y urbanizaciones de nuestra querida Venezuela y verán que la realidad es otra.

Inseguridad, desabastecimiento, desempleo fuga de cerebros, decepción de los jóvenes por no tener un empleo digno y una vivienda al casarse. Desesperación del paciente que va un hospital y no consigue implementos médicos quirúrgicos, de los que se matan en una autopista o carretera por los huecos, o mejor dicho, por las troneras que existen, irónicamente, siendo un país con las más grandes reservas de petróleo en el mundo. Vaya y enfréntese a ese pueblo que no cree en los políticos-militares porque esperan de ustedes independencia, libertad y soberanía.

Imagino, general, que al leer este artículo seguramente entrará en cólera, pero como no soy militar no se aplica en mí el principio castrense de: “Superior que manda, subalterno que obedece”. Eso sí, general, gracias por haberme leído el día de hoy.


*Diputado por Caracas a la Asamblea Nacional

Ex preso político