• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

César Pérez Vivas

El despojo municipal

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Conocido el resultado electoral del proceso de selección de los gobiernos locales, la cúpula roja, puso en práctica uno de sus clásicos libretos de desconocimiento de la voluntad ciudadana, que dibujan nítidamente su comportamiento bárbaro, primitivo y antidemocrático: vaciar las alcaldías donde los candidatos del régimen perdieron la elección.

En efecto, ante la imposibilidad de nombrar alcalde al seleccionado por los jefes de la barbarie roja, se aplican diversas fórmulas, para mostrar su rechazo a la voluntad de la mayoría, y para comenzar el periodo de saboteo abierto y descarado, de autoridades legítimas, a quienes están obligados a respetar y respaldar en el cumplimiento de sus funciones, según lo ordena el artículo 123 de la Constitución de la Republica; pero que además se debería desprender del espíritu de una sociedad moderna conformada por servidores públicos animados de una vocación de servicio y de amor a la tierra donde han nacido, viven y trabajo.

Aquí estamos frente a un comportamiento diametralmente contrario al deber ser de un demócrata, de una persona moderna, civilizada.

Aquí se usa el poder y las instituciones para impedir que esas autoridades, los alcaldes y gobernadores no alineados ciega y acríticamente con la nomenclatura roja, cumplan con el mandato de sus electores.

Esa conducta la promueve y ejecuta nada más y nada menos que el mismísimo Presidente Maduro, y le secundan en esa bárbara conducta ministros, gobernadores y funcionarios de otros niveles.

Los casos son escandalosos y emblemáticos. Bienes, servicios y equipos histórica y legalmente de los municipios son tomados por la fuerza o con decretos inconstitucionales e ilegales por la los agentes de esa barbarie.

Vale la pena destacar la toma el despojo a la alcaldía de Valencia de la Plaza de toros, del Teatro Municipal, el secuestro de loa camiones recolectores de basura. La toma del mercado de mayoristas de Barquisimeto. La toma de armamento a las policías de municipios en Táchira.
A ello se suma la designación por decreto de alcaldes paralelos, bajo la figura de Ministros de Estado (Caso Villegas en Caracas), o la de " Protectores del Municipio" (Casos Valencia y Maracaibo).

En medio de ese proceso de despojo de competencias, bienes y servicios el Señor Nicolás Maduro citó al Palacio de Miraflores a los alcaldes y gobernadores electos en la plataforma de la MUD. Expresó su disposición a dialogar con quienes representan un modelo alternativo al suyo. Nuestros alcaldes y gobernadores han expresado en toda circunstancia su disposición a dialogar, a coordinar, y a trabajar con las autoridades nacionales.

Venezuela necesita un mínimo de respeto y coordinación de los diversos niveles del poder público para darle respuesta a un pueblo que clama por soluciones, y que la diatriba impulsada desde la cúpula del poder, no permite lograrlas.

El tiempo dirá cuan sincero es el llamado de Maduro a un trabajo coordinado. No puede pretender que los líderes democráticos renuncien a su rol de conductores de un proceso alternativo. La democracia es en esencia pluralismo ideológico y político. Por tal razón no pueden molestarse con opiniones críticas frente a las políticas que el poder central impulsa, y que muchos de nosotros estimamos equivocadas. Es nuestro derecho cuestionarlas, como el gobierno central tiene derecho a defenderlas.

Lo importante es que la gestión pública debe desarrollarse en el  cauce de la normativa constitucional, y todas las medidas de desconocimiento que se han producido han sido dictadas en abierta violación al ordenamiento constitucional y legal vigente.

Quiera Dios que el espíritu de reconciliación y encuentro que inspiran las fiestas de navidad y fin de año, permitan rescatar la sindéresis y la legalidad extraviada.