• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Claudio Fermín

Los denunciantes marcados

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la Universidad de los Andes, en el Táchira, se produjo hace pocos días un intento de violación a una estudiante, después de haber sido atacada dentro del recinto universitario. Eso ocurre a diario en muchos lugares del país. En la Universidad Católica Andrés Bello, en Caracas, ladrones hicieron de las suyas a plena luz del día y robaron en varios salones. En la Universidad Santa María, atracan en estacionamientos y en las aulas. Y en la Universidad Central de Venezuela los hechos son mayores: robo de vehículos, secuestros y lugar de reposo de bandas armadas.

Ante estos alarmantes hechos la comunidad ha protestado, lamentablemente sin resultados que satisfagan. La más reciente de esas protestas fue la de los estudiantes tachirenses por las agresiones recibidas por una estudiante a quien por poco violan. En vez de atender esa protesta, la policía se comportó salvajemente dañando autobuses, cajeros automáticos y fachadas de la universidad. Pero lo peor fue la golpiza que propinaron a los estudiantes por atreverse a protestar, a quienes, además, apresaron y llevaron ante un tribunal, donde fueron imputados como delincuentes.
En Margarita, fueron apresados e imputados como criminales un grupo de jóvenes que ante la presencia de una delegación cubana exteriorizó su indignación por la injerencia de ese gobierno en los asuntos de Venezuela y por el entreguismo del gobierno de Maduro, quien ha continuado la política de auspiciar la intervención cubana en notarías y en registros, así como en ministerios, gobernaciones y, lo que es para nosotros los venezolanos la peor humillación: en la Fuerza Armada, organismo que debería velar por la soberanía del país.

Otro hecho menos comentado pero de igual gravedad es el que ha ocurrido alrededor de la protesta que trabajadores petroleros de Jose han hecho para denunciar el incumplimiento del contrato colectivo. José Boda, secretario general de la Federación Unificada de Trabajadores de la Industria Petrolera, ha sido imputado y será juzgado por tribunales penales como delincuente, todo por reclamar respeto a los derechos de los trabajadores petroleros.

Este gobierno no atiende la seguridad de los ciudadanos, no hace respetar nuestra soberanía ni cumple con los trabajadores, pero marca como delincuentes a quienes reclaman sus derechos y expresan su descontento.