• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Iba camino al trabajo y me enteré de que el gobierno ajustó la asignación de divisas para viajes al exterior, con lo que limita aún más el acceso de los venezolanos de a pie a las divisas para el disfrute de vacaciones. También, considerando la devaluación de nuestra moneda y la crisis de nuestra economía, limitando y cortando la fuga de capitales por unas cuantas miles de personas conocidas como "raspacupos".

Esto le sirve al gobierno para tapar y desviar la atención del lavado de miles y miles de millones de dólares en el que se ha visto inmerso directamente con empresas estatales como Pdvsa, como ha se ha ido demostrando con las actuales investigaciones de legitimación de capitales en la Banca Privada de Andorra, el Banco de Madrid o el HSBC suizo. Y cualquier otra cantidad de miles y miles de millones que pudieran estar ocultos en otros paraísos fiscales y aún no lo sabemos.

Es curioso notar en esta ruta al trabajo la presencia del ejército armado con fusiles automáticos en las autopistas de Caracas. Armas de guerra en la calle bajo las órdenes de cualquier capitán, teniente o coronel que deba salvar su pellejo para mantener los secretos de la revolución roja. Pocos de estos han logrado salir y contado algunas verdades chavistas para buscar refugio en el mismo imperio.

La política chavista es bajo la intimidación hasta hacia ellos mismos. Todos están tan involucrados en la desgracia nacional, que nadie puede abandonar el barco. Me atrevería a tildarlo de mafia, una de las mafias más organizadas de Latinoamérica y quizás una de las más importantes de mundo. Han quedado en evidencia decenas de implicaciones de las FANB en tráfico de droga, incluso se han visto involucrados empresarios como en el caso de Solid Show que operan bajo complicidad de narcotraficantes.

Controlan todo, en absoluto. El Poder Ejecutivo con su extensión de ministerios ineficientes. El Poder Legislativo con toda la AN desde donde formulan las leyes que benefician solo a ellos. El Poder Judicial con el que persiguen y hostigan a los disidentes. El CNE, quien debe velar por la expresión de los venezolanos y ha estado inmerso en miles de irregularidades durante años. La Procaduría que aprueba los contratos de interés público nacional que quedan en sus manos e inconclusos. El manejo directo de los fondos de Pdvsa. La manipulación y destrucción de las empresas básicas. La mayoría de las importaciones de productos y más de 50% de la producción nacional no petrolera. Una fuerza armada al servicio de los caprichos políticos de un grupo beneficiado y protegido entre sí, incluso inmersos en violaciones de derechos humanos y la Constitución con, como por ejemplo, la resolución 8610.

Venezuela, en tiempos de democracia, llegó a enjuiciar y condenar a un presidente en ejercicio por la movida irregular de fondos en una partida secreta. Sin embargo, el gobierno chavista actualmente en Panamá, trata de hacerse ver víctima del gobierno de Estados Unidos por una orden ejecutiva emitida por la Casa Blanca. Una orden que actúa bajo la soberanía estadounidense, porque actúan directamente sobre cuentas bancarias y propiedades de chavistas corruptos en su país y su sistema financiero. Corruptos venezolanos que han desangrado a nuestro país con contratos fraudulentos y con tráfico de influencias. Si Estados Unidos nos quisiera invadir, atacar o aniquilar, lo habría hecho hace años. Nadie en el mundo duda de su potencia militar. Venezuela ha sido pacifista durante años, a pesar de que desde que el PSUV está en Miraflores, el tono amenazante y violento ha aumentado.

Como venezolano me siento más amenazado por el gobierno chavista dirigido por Maduro, que por el gobierno gringo. Este gobierno nos restringe más cada día. Siempre quieren generar una matriz de opinión que desvíe la atención de los venezolanos sobre el desastre y la anarquía en la que han sumergido al país, como ahora nos ocupa el tema del cupo viajero. Salir del país es cada vez más difícil. Los pasajes escasean como cualquier otro producto o servicio en nuestra economía. Nos tienen presos. Venezuela está secuestrada por un grupo de corruptos, narcotraficantes y comunistas.

Me perjudica más como venezolano las acciones indiferentes del gobierno ante la economía. El mal manejo de los fondos públicos, la escasez, la inseguridad, la poca infraestructura nacional. El poco poder adquisitivo. La imposibilidad de comprar una casa o un carro. Nos perjudica a todos el mal manejo del dinero petrolero que, con la bonanza más grande de nuestra historia y su hipocresía de "soberanía petrolera", lo que han hecho es destruir nuestra empresa. Seguimos manteniendo los niveles de producción de hace 15 años, no se invirtió en refinerías y exploración en capacidad instalada. Se robaron todo.

Quitarle los dólares a los turistas es otra jugada ofensiva del gobierno contra el pueblo. No es Estados Unidos el que nos quiere arruinar, el PSUV acabó con nuestra economía. La culpa es de ellos y tienen nombres y apellidos. El dólar negro seguirá subiendo. El venezolano cada día será más pobre, con menos salud, con menos beneficios, con menos escuelas, con menos alimentación. La inseguridad nos mata sin preguntas políticas, ni los escoltas que los protegen a ellos se salvan. Muchos han caído cuando no están cuidando la vida de los jerarcas del PSUV. Nadie escapa.

Ya basta, el título de "Bravo Pueblo" que nos ganamos alguna vez como venezolanos, debe resurgir para darle una lección a esta cuerda de corruptos. Un pequeño grupo comunista que no quiere lo mejor para Venezuela.