• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Graciela Melgarejo

No son “un cuento chino”

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El lector Guillermo Bellotti nos envía amablemente un correo electrónico que vale la pena compartir con nuestros lectores. El  asunto que le preocupa es la expresión un “cuento chino”. Estos son los párrafos más destacados de su comunicación: “En los últimos y tristes episodios sobre los fondos buitre, muchas veces surgió la calificación del tema como ‘un cuento chino’ y de manera despectiva”.

“Sin embargo -razona más adelante Guillermo Bellotti-, la expresión bien podría ser tomada como un honor, si se conoce un poco más de historia de la literatura china”.

Cuenta nuestro lector que alguna vez quiso consultar The White Pony, considerada la más importante recopilación en lengua inglesa (llevada a cabo por Robert Payne) de la mejor poesía china, obra que lamentablemente no encontró, pero sí un libro del escritor argentino Bernardo Kordon, que había aprendido chino mientras viajaba por China en la época en que Mao gobernaba. A su vuelta, Bernardo Kordon se dedicó a recopilar “lo mejor de los cuentos chinos en un pequeño pero muy apreciado libro, El cuento chino. Li Fu Yen, Chen Ki-tsi otros, publicado por el Centro Editor de América Latina (CEAL) en la década del sesenta”.

Concluye por su parte Guillermo Bellotti que “la lectura de ‘El Mono Blanco’ o ‘El viejo tonto que trasladó la montaña’, así como la de los cuentos de fantasmas (que constituyen por sí mismos un capítulo aparte en tan rico espectro) son un recomendado objeto de lectura”.

Pasamos la recomendación de este lector a los otros lectores de esta columna, y agregamos también una personal: la lectura de cualquiera de los muchos libros de cuentos y novelas de Bernardo Kordon (1915-2002), escritor hoy un poco olvidado, de un humor únicamente argentino (Hacele bien a la gente, por ejemplo), que fue guionista también de películas basadas en sus obras, como las muy recordadas Alias Gardelito, El grito de Celina o Tacos altos.