• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Luis Manuel Aguana

López, Mires y el sistema político

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La carta enviada por Leopoldo López a Fernando Mires no pudo ser más clara. Por eso me extrañó que en la entrevista realizada por Deutsche Welle a Mires, este indicara que “él (Leopoldo) no entendió lo que yo quería señalar cuando planteaba que el problema de base venezolano no es el gobierno, sino el sistema político. Yo nunca propuse salir a cambiar el sistema porque eso no se puede hacer a corto plazo. Como muestra, un botón: Michelle Bachelet gobierna en Chile con la Constitución dictada por el general Augusto Pinochet”. Nos preguntamos entonces a qué “sistema político” se estaba refiriendo él, en su artículo titulado “No es el gobierno, es el sistema”.

La pregunta la contesta el propio Mires en su respuesta a Leopoldo “Yo sostuve que los manifestantes, en su mayoría, no salían a derribar al gobierno, sino a luchar en contra de un sistema de dominación”. Más claro no canta un gallo madrugador. Entonces, ¿por qué dice Mires que Leopoldo estaba hablando de otra cosa?

Precisamente el “sistema” al que alude Leopoldo que debemos desplazar es el mismo “sistema de dominación” al que alude Mires en el artículo que no es otro que el sistema de dominación comunista. Entonces ¿cuál es el desacuerdo? Que Mires es de la idea que no podemos salir en el corto plazo del “sistema de dominación” comunista que están tratando de imponernos “a troche y moche” los títeres de los Castro en Miraflores: “Derribar un sistema, a diferencia de derribar un gobierno, no es cosa de días sino de años”. Y de acuerdo con este planteamiento todos deberíamos hacer cola frente al partido MUD para inscribirnos allí y esperar “ganar” algún día las elecciones…

Pero lo más interesante que dice Mires es que no es necesario un cambio constitucional para cambiar ese “sistema de dominación” al que alude, dando como ejemplo el caso chileno, porque Bachelet está gobernando con la Constitución de Pinochet y porque este dictador aflojó el poder con una oposición unida. Y esa es la receta que plantea, que es la misma receta de la MUD: seguir el sainete electoral.

Pero hay que ajustar mejor el lente porque es posible que eso sea así en el modelo de laboratorio del caso venezolano que tiene el profesor Mires en Alemania. Vistas las cosas desde lejos, donde cualquiera podría tener la percepción de que los opositores MUD deberían estar haciendo su trabajo opositor, cualquiera caería en el error de que Leopoldo y María Corina estaban “dividiendo” a la oposición al plantear “La Salida”, montando un escenario de protestas cívicas a contrapelo de ese plan electoral unitario que les dio resultado a los chilenos.

Y nada más lejano de la realidad. Lo primero que debemos precisarle al profesor Mires –y que tal vez Leopoldo no pueda, deba o quiera decir en su condición de responsable de uno de esos partidos de la MUD– es que esa unión electoralista no representa ya al pueblo opositor venezolano. Son partidos vacíos que se han alzado con una representación que no tienen y que han pactado con el régimen una supervivencia a cambio de mantener una francachela electoral que le da soporte vital, a sabiendas de una manipulación técnico-electoral fraudulenta. Sugerimos al profesor Mires estudiar a fondo el video de Eric Ekvall, “Elecciones Presidenciales en Venezuela 2012”, así como revisar toda la documentación del fraude electoral venezolano desde el año 2004, publicado por Esdata y la evaluación de los resultados electorales presentados por el CNE en la elección presidencial de 2012 (estudio Febres-Marquez), para que le ponga una lupa a la realidad “opositora” venezolana.

Entonces, lo que ha hecho Leopoldo no ha sido otra cosa que interpretar cabalmente el sentimiento de todos los venezolanos de que no es posible seguirle dando oxígeno a esa falacia, so pena de enterrar lo poco que queda de la democracia venezolana. Entonces no es que “La Salida” dividió a la oposición, sino que le dio el verdadero sentido al pueblo opositor; y que hasta que ese pueblo en su conjunto no se cale más a esa pretendida oposición de Vichy, habrá la percepción equivocada de dos supuestas “oposiciones”, cuando la verdad es que hay una sola y está en las calles. La otra está negociando con el régimen y no puede ser catalogada como tal.

Es por eso que ante la violación y asesinato de los hijos de una mujer llamada Venezuela por un régimen delincuente, los voceros de esa oposición de Vichy digan que la culpa no es del violador sino de la mujer que no se debió vestir de falda corta, poniendo preso a quienes se indignen manifestando lo contrario. El mundo al revés, pues.

El profesor Mires esgrime en su carta a Leopoldo lo mismo que la MUD: “Elecciones tras elecciones la votación opositora ha ido ascendiendo”. Es claro que no puede ser de otra manera por las mismas razones de una manipulación electoral perversa. ¿Cómo se puede decir que todas las instituciones están contaminadas por un régimen como el que indica Mires y dejar fuera la institución electoral? ¿Cómo es posible decir que “Venezuela se puede llenar de muchos sandiegos y de muchos sancristóbales” si son los castro-comunistas los que cuentan los votos? Lo que ocurrió allí, como lo indiqué en su oportunidad (Los verdaderos ganadores del 25M) lo decidió el régimen.

Concuerdo con el profesor Mires en que con solo una oposición unificada podremos estar encaminados a salir de esta tragedia. Y eso es lo que pasará primero. Pero antes deberemos concordar todos en que estamos en una dictadura y que los medios que se utilizan para salir de una dictadura son diferentes de aquellos que se usan para cambiar gobiernos en una democracia. Y paradójicamente los únicos en Venezuela que dicen que no estamos en una dictadura son los principales voceros de los partidos a los que el profesor Mires llama oposición. Y eso me lleva directamente al tema constituyente.

El derrumbe del sistema de partidos en 1998 dio paso a que el pueblo venezolano le diera la confianza a un golpista que ofreció una salida constituyente con la intención escondida de llevarnos al comunismo. Pero los responsables de ese derrumbe aun siguen vivitos y coleando, negocian con el régimen y pretenden seguir en el juego político habiendo sido los creadores de Chávez pasando como opositores. Ya había explicado en ocasión de otra infeliz expresión del profesor Mires, en “Venezuela no habrá salida sin la MUD” (La MUD o el gobierno por otras vías) el origen y las pretensiones de quienes detentan la franquicia de la oposición en Venezuela. En efecto, no saldremos de esto hasta que no exista una unidad, pero de criterios en relación con quién es y quién no es oposición.

Entonces, si los venezolanos no contamos con verdaderos opositores porque los franquiciantes están abrazados con el régimen y los únicos que hay están presos como Leopoldo, ni tenemos la esperanza de un pronunciamiento militar que nos devuelva la soberanía y haga respetar la Constitución, la única vía que le queda al pueblo soberano es la vía constitucional. El que realmente no entendió la carta de Leopoldo fue el profesor Mires. Someter a la consideración del pueblo depositario del poder constituyente originario, si con su firma avala no solo cambiar este “sistema de dominación” y ser gobernado en democracia, sino hacerlo con sus propias reglas.

Es posible que como indica el profesor Mires en su carta eso no sea “cosa de días sino de años”. Puede ser, pero dependerá de muchos factores y solo el tiempo lo pone Dios. Pero más allá de salir de ese “sistema de dominación” es darnos un nuevo sistema político y constitucional que impida que esta tragedia nos vuelva a pasar en el futuro, con viejos o nuevos actores, reconstruyendo sobre otras bases al país en paz y reconciliados. Y si “en la historia moderna no hay ningún caso en el que un régimen haya sido cambiado por una asamblea constituyente” como dice el profesor, tampoco nadie antes de Simón Bolívar había liberado cinco naciones. Eso hizo para el asombro del planeta el bravo pueblo de Venezuela. En todo caso, como en la vida, siempre hay una primera vez…


Audio

http://ticsddhh.blogspot.com/

luismanuel.aguana@gmail.com

@laguana