• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Villca Fernández

No estamos conspirando, estamos resistiendo...

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No estamos conspirando contra ti Nicolás Maduro, ni mucho menos contra tu vida... Te estamos exigiendo la renuncia.

Estamos resistiendo a un modelo de patria, que no es otra cosa que el modelo cubano. Modelo que carcome las riquezas de la nación y de todos los venezolanos. Estamos resistiendo contra la pobreza que crece día tras día en las calles de nuestra amada Venezuela... Estamos resistiendo al hambre que se apoderó de los hogares venezolanos, estamos resistiendo al desempleo, estamos resistiendo a la delincuencia y la inseguridad que gobiernan nuestras calles, asesinando todos los días a más y más hermanos venezolanos.

Resistimos a la falta de salud y de medicamentos para nuestros hospitales que garanticen la vida de nuestras familias, estamos resistiendo a una igualdad social basada en el atraso y en la miseria que representa el modelo socialista del siglo XXI y que hoy nos tiene a un paso de ser una colonia cubana con escuelas ideologizadas, que intentan por la mentira y la manipulación a través de la educación, conquistar los corazones de nuestros hijos para hacerlos fieles seguidores de un modelo que fracasó hace 54 años y que como un cáncer maligno sigue atacando nuestra región.

Contra eso resistimos y luchamos día tras día sin descanso ni tregua. Cada amanecer despertamos más seguros de que Venezuela y su pueblo están dispuestos a ser libres por encima de quienes hoy conspiran contra nuestra Constitución vestidos de rojo, los que se visten de multicolor y se cubren en la tan golpeada MUD... Aún así seguimos apostando a la unidad de todos los sectores, artesanos, buhoneros, campesinos, dirigentes comunales, sindicatos, gremios y colegios profesionales, partidos políticos y nosotros los valientes estudiantes. Una coalición necesaria para lograr la tan esperada unidad en la calle y así lograr nuestro objetivo: libertad o nada.

Resistencia, Venezuela, que soplan vientos de democracia. La esperanza de un pueblo que tiene tatuado en su corazón "Resistencia".  Las calles se tiñeron de rojo por la sangre de hermanos, calabozos llenos de estudiantes y políticos a causa de la dura batalla por la libertad que más temprano que tarde conquistará una patria libre, democrática, justa, soberana y de progreso. Se nos tiene prohibido retroceder, necesario es avanzar hasta vencer...