• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Emiro Rotundo Paúl

La confesión de Giordani del desastre del régimen

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Creer que el desastre generalizado en que se encuentra el país es la consecuencia de los últimos acontecimientos (muerte de Chávez y gestión de Maduro) es, por decir lo menos, una ingenuidad. El inmenso deterioro de Venezuela es el producto de un proceso que se inició hace más de quince años con el ascenso al poder de Chávez, Giordani y compañía y el empeño de imponer un modelo de gestión económica, política y social equivocado que ha fracasado en todos los países que lo han utilizado. En ese sentido la responsabilidad de Giordani es enorme e intransferible.

¿Qué nos quiere decir Giordani en su escrito titulado “Testimonio y responsabilidad ante la historia”? ¿Que la gestión de Chávez y la suya propia hasta que aquel enfermó y murió fue correcta y que el desbarajuste comenzó después? ¿Que la inseguridad, la inflación, la devaluación del bolívar, la escasez, el desmejoramiento de los servicios públicos, el deterioro de la infraestructura física (vial, eléctrica, sanitaria, asistencial), el sometimiento de los poderes públicos (Legislativo, Judicial, Electoral, Moral), la pérdida de autonomía del Banco Central y de las Fuerzas Armadas, la caída de la producción industrial y agropecuaria, la división nacional y el odio social y otros males cuya enumeración resultaría redundante, son nuevos y no tienen nada que ver con Chávez y con él?

Si limpiamos el escrito de Giordani de toda la maleza de su radicalismo ideológico y populista (que ocupa la mayor parte del mismo), ¿qué nos queda? Algunas cosas muy significativas que refuerzan nuestros comentarios. A saber: objetivos del proceso revolucionario (página 1, al final):

1 - Movilizar recursos a los grupos en estado de abandono. Es decir, ganarse a los pobres sin sacarlos de la pobreza.

2 - Desmontar la maquinaria del poder, recuperar Pdvsa, el Banco Central, el comercio exterior, la tierra y las comunicaciones públicas y alinear a las FANB con los intereses populares. En otras palabras, ponerles las manos a todos esos sectores y someterlos al Poder del Ejecutivo (a Chávez, el comandante único).

3 - Crear un aparato público para dominar la estructura productiva del país. Es decir, crear un Estado totalitario al margen de la Constitución y de las leyes.

¿Cuál era el camino (página 2, párrafo 4)? Superar los desafíos electorales del 7/10 y del 16/12 de 2012 (y, por ende, de los anteriores también), para lo cual fue necesario “un gran sacrificio y un esfuerzo económico y financiero que llevó el acceso y uso de los recursos a niveles extremos que requerirán de una revisión para garantizar la sostenibilidad”. Es decir, el uso de los recursos públicos con fines electorales, a un extremo tal, que se requiere ahora de una revisión para garantizar su sustentabilidad.

¿Cómo fue posible lograr ese objetivo? Giordani no lo dice, pero lo sabemos: mediante la utilización de un presupuesto paralelo, no aprobado por la Asamblea Nacional, manejado sin ningún tipo de control y violentando las normas constitucionales sobre la materia (artículos 311 y 314) e integrado por una parte significativa de la renta petrolera nacional, que bajo la denominación de excedente petrolero se sustrae de los ingresos presupuestarios ordinarios y se deposita en fondos financieros que el gobierno maneja a su antojo. La idea de este mecanismo ingenioso y tramposo posiblemente surgió de la misma cabeza que hoy denuncia el desastre en que nos encontramos.

El mismo Giordani dice, refiriéndose solamente al ingreso nacional petrolero durante el período 1999-2013 (página 3, párrafo 2), que el monto de los recursos destinados a todos estos manejos (según él, gastos de inversión social) que han colocado al país al borde del precipicio (esperando, como en otro tiempo, dar un paso al frente) alcanza unos 650.000 millones de dólares. ¿Tenemos conciencia de la dimensión real de esta cifra y de lo que un gobierno eficiente pudo haber hecho con ella?

El testimonio de Giordani debe ser preservado y recordado para cuando algún día los responsables de lo ocurrido en Venezuela durante todos estos años de locuras, de abusos y de despilfarro de tan ingente suma de dinero sean llevados ante la justicia renovada de una nueva Venezuela.

*UCV