• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Beatriz de Majo

También los colosos yerran

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todos los hombres se crecen al morir ante los ojos ajenos. Gabo no lo necesitaba. Tenía ya tamaño de coloso para cuando Dios lo llamó a rendirle cuentas. Dejó una estela de aciertos literarios inconmensurables. Pero usó igualmente su portentoso verbo para magnificar equivocadamente ante la humanidad a siniestros personajes. Que su pluma fuera utilizada para aseverar que Fidel Castro tenía “alma de niño” y para calificar al dictador cubano como uno de los más “grandes idealistas de la historia” fue un despropósito de proporciones épicas. Haberse convertido en el validador ideológico de 50 años de criminal régimen comunista cubano y de la doctrina guerrillera terrorista de su país no le merece al gigante precisamente aplausos…

                                               X xxxxx

 

Conindustria, el órgano gremial venezolano que representa al sector industrial, en su nota diaria sobre la realidad económica del país informó que “Colombia desplazó en 2013 a Venezuela en el cuarto lugar en el ranking de las economías más grandes de América Latina, basado en el tamaño del producto interno bruto (PIB), de acuerdo con datos del Fondo Monetario Internacional. En el informe ‘Perspectivas económicas de las Américas’, el fondo señala que el PIB de Colombia el año pasado fue de 381,8 millardos de dólares, sobrepasando a Venezuela que cerró en 374 millardos de dólares”.

 

                                               X xxxx

 

Muy pendular se ha vuelto la política del Banco de la Republica en torno a la paridad del peso. Son constantes los cambios en la compra o venta de dólares para tratar mantener en cintura la moneda. En los días pasados se ha acelerado la compra de dólares del emisor por el alza del peso. El banco tiene activo un cupo de compra entre abril y junio de hasta 1.000 millones de dólares para acumular reservas internacionales y suavizar su volatilidad. Es que hasta mediados de marzo ya se acumulaba una depreciación de casi 7%. Este es el mismo banco que cuando el dólar se acercó a los 2.200 pesos, se dedicó a monetizar utilidades de Ecopetrol.  Se espera que a raíz de la mejor ponderación de la deuda colombiana por parte de JM Morgan, ingresen entre 4.000 y 10.000 millones de dólares. Sigue el tiovivo.

 

X xxxx

 

No amaina la guerra verbal entre los presidentes Santos y Uribe. Esta vez fue el exmandatario el que recibió una cáustica acusación de “neofacista” de parte de su sucesor en el Palacio de Nariño. Santos le dijo a la BBC en una entrevista que el movimiento del expresidente Álvaro Uribe, el Centro Democrático, es una “extrema derecha”, con jóvenes con camisas negras “neofascistas”. Aseguró que sabotean sus apariciones públicas y que ello es una especie de neonazismo que lo único que causa es polarización y odios.

 

                                      X xxxxx

 

Una demanda por 17.000 millones de dólares contra la nación colombiana ha sido intentada en el distrito de Columbia en Estados Unidos  por incumplimiento del Estado en entregarle a la empresa Sea Search Armada, SSA, 50% del botín del galeón San José que se hundió en Cartagena hace más de 3 siglos y que por ley les corresponde. La firma norteamericana encontró la nave en 1982. Desde entonces se inició una disputa que Colombia no ha honrado. Los entendedores en la materia aseguran que el tamaño de la demanda es desproporcionada ya que el valor total del tesoro hundido es de 10.000 millones de dólares. El país vecino se niega a entregar las piezas, porque se trata de riquezas precolombinas y comprenden parte del patrimonio cultural del país.

Estados Unidos ha pedido a Colombia que considere la posibilidad de recibir presos de la cárcel de Guantánamo pero no hay aún una posición asumida por el gobierno en torno al tema. La prensa mundial, sin embargo, ha asegurado que Uruguay y Brasil, el igual que los vecinos podrían ayudar al gobierno de Obama en su propósito de cerrar al polémico centro de reclusión.